Buscar

MUNDIARIO

¿Cómo manejar una relación cuando uno siempre tiene más ganas que el otro?

Los sexólogos recomiendan una serie de ideas para poder abordar este tema que se ocasiona en la intimidad y que es tan común en las parejas amorosas.
 
¿Cómo manejar una relación cuando uno siempre tiene más ganas que el otro?
Pareja distante. / Pexels
Pareja distante. / Pexels

Jade Vega

Colaboradora.

La diferencia en los grados de libido de las parejas genera una brecha en la relación. Es rutinario para los especialistas escuchar quejas, porque uno siempre tiene más ganas que el otro, o que uno siempre se siente presionado por el otro en el momento de conciliar el sexo.

Naturalmente, en todas las relaciones hay aspectos que generan desacuerdos y por supuesto malestar debido a las necesidades dispares de cada persona.


Quizás te ´pueda interesar

Las 5 claves que debes conocer para enamorar a un hombre


En todo caso, lo fundamental es encontrar un punto de encuentro para resolver el problema. Los sexólogos recomiendan una serie de ideas para poder abordar este tema que se ocasiona en la intimidad y que es tan común en las parejas amorosas.

- Sin presiones: con presión y sexualidad lo único que obtenemos como resultado es desgano y sensación de obligación. Hay que respetar las necesidades de cada uno y no buscar aumentar los encuentros sexuales a través de la obligación ni la idea de tarea.

-En la piel de la pareja: exigimos, reclamamos, argumentamos cómo nos sentimos; pero no damos un paso al lugar del otro. ¿Cómo lo puedo ayudar? si no respondes está pregunta siempre uno se sentirá como un adicto al sexo y el otro como un apático sexual.

-Acciones positivas: el castigo, el refuerzo negativo, no tiende a dar resultado en estos casos. Pero sí cuando comentamos lo que nos gusta, si mostramos agradecemos los pequeños cambios y tenemos paciencia. Los cambios son lentos y progresivos.

-Fin común: si quieres que tu pareja tenga deseo debes permitir que sienta, que se relaje, y que no tenga la mente en lo que toca, sino en lo que le apetece. Allí debe entrar en juego el erotismo, la sensualidad, las caricias, son aspectos esenciales para conectar.

- Revisa el estilo de vida: en los casos en que hay mucho deseo como en los que hay poco, cuando estudiamos el tipo de rutina diaria y el estilo de vida de esas personas observamos que hay poco tiempo para uno mismo, tendencia al estrés, y al agotamiento. A algunos les genera apatía sexual, desgano hacia el sexo, ya que el estrés les provoca falta de energía, poca motivación y ganas de descansar. En contraparte, hay casos donde el estrés alimenta la necesidad de descarga, de desconexión, de tener una vía de escape como puede ser el sexo y, por tanto, tienden a tener más deseo.

-No te calles: la comunicación es fundamental en estos casos. Hablar de cómo nos sentimos es básico para conectar y sentirnos cómodos, aceptados, que nos entienden. Sin temores expresa cómo te sientes, manifiesta tu necesidad.

Entre los dos miembros de la pareja surgirá de seguro un buen plan para mejorar esa zanja que los separa y que de seguro los hará más inseparables. @mundiario