Cinco cosas que pueden dañar tu vida sexual y cómo resolverlas

Inseguridad sexual. Vix
Inseguridad sexual. / Vix

Incluso nuestro hábitos más comunes pueden convertirse en enemigos del sexo. 

Cinco cosas que pueden dañar tu vida sexual y cómo resolverlas

El sexo es un arte universal. Llevar una vida sexual activa no solo implica el maravilloso placer del acto sino también una fuente de beneficios naturales para nuestra salud. Sin embargo, algunas parejas suelen experimentar situaciones incómodas en los encuentros íntimos y muchas veces esto tiende a estar relacionado con errores que nosotros mismos cometemos. La cadena BBC ha elaborado una lista de estos inconvenientes. Veamos cinco cosas que pueden afectar nuestra sexualidad y como resolverlas:

> Problemas de autoestima. No sentirse cómodo con el físico, no sentirse atractivo, no querer que la pareja nos mire, son factores que pueden echar abajo cualquier relación. Lo propio ocurre con las expectativas autoimpuestas, como por ejemplo, esa creencia antigua de que un hombre debe tener el pene grande para poder ser un buen amante. Y así hay muchos otros mitos que nos ha impuesto la sociedad y que solo sirven como limite a nuestras pasiones. La clave ante este problema no es otra que la aceptación y autoestima.

> Experiencias negativas. Un mal encuentro sexual que nos haya marcado puede condicionar nuestra voluntad en el sexo. Por eso es necesario desprenderse de los fantasmas y evitar generalizar a los amantes. En caso de que el problema llegue a unas proporciones extremas, la única salida es acudir a un especialista para que nos ayude a superar los traumas.

> Consumo de alcohol. El alcohol y el sexo son enemigos. Probablemente te ayude a desinhibirte en algún momento y a tener una aventura sexual, pero lo cierto es que el consumo de bebidas alcohólicas es perjudicial para la salud sexual. Puede limitar el desempeño sexual y además, la posibilidad de alcanzar un orgasmo. La recomendación entonces es tomar, pero sin excederse.

> Una infección. Sobre todo aquellas que no notamos a simple vista. Las infecciones más comunes suelen manifestarse con síntomas característicos como la picazón, ardor, enrojecimiento de la zona íntima y el dolor cuando se mantienen relaciones sexuales. Por eso es crucial permanecer atentos a nuestro cuerpo, conocernos y buscar ayuda experta cuando se note algún cambio extraño.

> Estar constantemente apurado. El estrés. La ansiedad. El estilo de vida moderno. Todos estos factores amenazan nuestra salud sexual y el bienestar general. Frente a ello, la mejor opción es detenerse un minuto y disfrutar a la pareja, el momento y el lugar. @mundiario

Cinco cosas que pueden dañar tu vida sexual y cómo resolverlas
Comentarios