Aumento del consumo de pornografía online en parejas casadas

Pareja en la cama.
Pareja en la cama.

Cada vez son más las parejas casadas que deciden consumir pornografía online para mejorar sus relaciones sexuales

Aumento del consumo de pornografía online en parejas casadas

Sin duda alguna, la pornografía siempre se ha presentado como un tema tabú dentro de la sociedad. Un tema del que poco gusta hablar, y que en muchas ocasiones ha generado sonrojo en aquellas personas que se han atrevido a comentarlo. Sin embargo, gracias a la evolución de la sociedad y a los avances ideológicos que se han conseguido en los últimos tiempos, cada vez es más común ver a personas hablando de sexo y pornografía.

Porque si, aunque todavía existen sectores dentro de la sociedad que no conciben la pornografía como algo normal, lo cierto es que la mayoría de los habitantes del planeta Tierra entiende la pornografía como una herramienta más, que incluso puede llegar a mejorar las relaciones sexuales en pareja. Poco a poco se ha abierto el debate, y no resulta extraño ver como muchas personas se preguntan si es positivo consumir pornografía en pareja.

Por lo general, las estadísticas establecen que los hombres son más fanáticos de la pornografía que las mujeres, sin embargo esto no quiere decir que no haya mujeres interesadas en pornografía, y que por ende, consuman vídeos del estilo de forma online. Y es que en Internet existen miles de páginas para adultos que ofrecen gratuitamente videos porno online, entre ellos destacan conocidos tubes como redtube, pornocheff, thumbzilla, xvideos o xnxx, entre otros.

Sitios web especializados en pornografía que ofrecen todo tipo de contenidos que van desde el clásico “porno mainstream” (más dirigido al público masculino), hasta variantes más novedosas como el denominado “porno feminista”. Ante este incremento de variantes dentro del mundo de la pornografía, cabe preguntarse si se puede ver pornografia sin afectar la relación entre dos personas.

¿Afecta el consumo de pornografía a la relación de pareja?

Como ya se ha comentado anteriormente, quizás este sea el gran interrogante que todavía no se ha podido resolver en el conjunto de la sociedad. Por lo general, la pornografía siempre ha sido calificada como un tema tabú, por lo que hoy en día todavía existen personas a las que les cuesta hablar de pornografía, y más aún consumirla junto a su pareja.

Por ello, antes de hacer afirmaciones al aire sobre este tipo de debate conviene fijarse en las estadísticas. Según las investigaciones realizadas por la revista 'The Archive of Sexual Behaviour', en Estados Unidos el 45% de las parejas son asiduas a ver porno de manera conjunta. Un porcentaje bastante elevado, que por otro lado, también deja entrever que el consumo de pornografía en pareja mejora las relaciones sexuales y genera vínculos más comprometidos.

Ante estas evidencias, parece claro que el consumo de pornografía en pareja favorece las relaciones sexuales, e incluso en algunos casos puede ayudar a que la relación de pareja sea más estable en el tiempo.

Beneficios de consumir pornografía en pareja

Una vez aclarada la importancia de consumir pornografía en pareja para mejorar las relaciones sexuales, hay que indagar más en tema para averiguar qué tipo de beneficios concretos aporta. 

Por ejemplo, cuando se consume pornografía en pareja es más probable que el ambiente sea tranquilo y distendido, por lo que probablemente las dos partes se sientan con mayor libertad a la hora de hablar sobre sus prácticas sexuales favoritas o sobre las fantasías eróticas que guardan en su cabeza. Temas que no se suelen hablar por vergüenza en la mayoría de los casos, pero que deben ser hablados cuanto antes para mejorar la relación de pareja.

De este modo, la pareja se beneficia del consumo de pornografía puesto que aumenta el repertorio erótico, y por tanto, se rompe con la clásica monotonía sexual en la que suelen caer casi todas las parejas con el paso del tiempo. Además, el consumo de pornografía en pareja también puede ayudar a despertar la imaginación sexual de las personas, ya que mediante el visionado de vídeos se puede sentir curiosidad por posturas o contextos hasta entonces inimaginables.

Lo que si hay que tener claro, es que si una relación de pareja pasa por un mal momento, la pornografía no va a solucionar todos los problemas. Es decir, el consumo de pornografía en pareja debe ser entendido como una herramienta de ayuda para acercarse más a la otra persona, y dejar así de lado las típicas vergüenzas o miedos que algunos usuarios tienen a la hora hablar sobre sexo. 

Aumento del consumo de pornografía online en parejas casadas
Comentarios