Buscar

MUNDIARIO

5 cosas geniales que la ciencia nos enseña sobre los orgasmos

Los orgasmos no solo son divertidos, ¡también es divertido aprender de ellos!

5 cosas geniales que la ciencia nos enseña sobre los orgasmos
Orgasmo femenino. / La Vanguardia.
Orgasmo femenino. / La Vanguardia.

Sara Rada

Periodista.

No solo es divertido tener orgasmos, también son divertidos de aprender. Después de todo, han provocado algunas de las preguntas científicas más fascinantes: “¿por qué existe el clítoris?, ¿ciertas condiciones optimizan el placer sexual?, ¿qué pasa con los animales?, ¿tienen orgasmos?”.

Afortunadamente, los científicos analizaron estas preguntas y encontraron respuestas. Estas son algunas de las mejores cosas que la ciencia nos enseña sobre los orgasmos.

1. Los animales parecen tener orgasmos

No podemos preguntar a los animales si tienen un orgasmo, obviamente, pero dadas sus reacciones a la estimulación sexual, parece bastante probable. El hombre hace una pausa y durante unos 10 segundos manifiesta espasmos musculares con una mirada fruncida y expresión vocal espiratoria rítmica, se lee en un estudio sobre monos de cola de tocón en Archives of Sexual Behavior.

Curiosamente, al igual que con los humanos, las monas eran más propensas a tener orgasmos con otras hembras.

Todos los mamíferos hembras tienen clítoris, por lo que es probable que todos tengan un orgasmo. Un estudio en el American Journal of Primatology registró "contracciones rítmicas vaginales y anales, hiperventilación, tensión muscular involuntaria, espasmos de brazos y piernas, muecas y contracciones uterinas" en primates no humanas. Otro en Animal Behavior documentó orgasmos durante la copulación en macacos hembras.

Otro estudio en Neurociencia y Psicología Socioafectiva encontró que tanto las ratas machos como las hembras exhibían indicaciones fisiológicas de orgasmo como contracciones del piso pélvico.

Tiene sentido: los animales no deciden conscientemente formar una familia; necesitan motivación para reproducirse igual que nosotros.

2. El feminismo es bueno para nuestros orgasmos

Probablemente no necesitamos decirte esto, pero el sexismo puede ser un gran asesino de placer. Las mujeres cuyas parejas son más egoístas y dominantes tienen menos orgasmos, según un estudio en Archives of Sexual Behavior. Pero no fueron solo las parejas de las mujeres las que afectaron su tasa de orgasmo, las mujeres mismas tenían menos orgasmos si creían que los hombres eran naturalmente dominantes. 

El feminismo ha estado trabajando durante mucho tiempo hacia la igualdad del orgasmo, por lo que si quieres a alguien que se preocupe por tu placer, asociarte con una feminista es tu mejor opción.

¿Otro potenciador de orgasmos científicamente probado? Si tu pareja es graciosa.

3. Los orgasmos pueden afectar tus posibilidades de quedar embarazada, pero no tanto

Hay mucho debate sobre por qué evolucionó el orgasmo femenino. Una teoría dice que en realidad sirve para aspirar esperma hacia el útero, donde puede fertilizar un óvulo.

Para probar esta teoría, un estudio en Neurociencia y Psicología Socioafectiva hizo que las mujeres pusieran una sustancia similar al esperma en sus vaginas y luego se masturbaran. Los que llegaron al orgasmo retuvieron 4,1 ml del líquido, mientras que los que no conservaron 3,3 ml. Esto sugiere que el orgasmo podría promover el embarazo.

Sin embargo, la diferencia fue pequeña, y otras investigaciones no han encontrado correlación entre la frecuencia con la que las mujeres tienen un orgasmo durante el coito y cuántos hijos tienen. Por lo tanto, otros piensan que el orgasmo femenino es más probable que sea un subproducto evolutivo del orgasmo masculino o que tenga otro propósito, como tonificar el piso pélvico, seleccionar parejas atentas o simplemente promover el interés en el sexo. Otros todavía creen que existe porque evolucionamos de mamíferos que necesitaban el orgasmo para ovular.

4. Los orgasmos pueden cambiar tu percepción del dolor

Si has tenido un orgasmo, probablemente hayas notado que durante ese breve momento, no te importa nada en el mundo. Incluso puedes haber notado que puedes tolerar un ritmo más intenso cuando experimentas placer sexual. Ahora hay ciencia para respaldar esto. 

Para un estudio de la Universidad de Rutgers, las mujeres se masturbaban y sus parejas las estimulaban en máquinas fMRI. Encontraron una activación del núcleo dorsal del rafe, que libera serotonina, un neurotransmisor analgésico.Esto podría explicar por qué las mujeres en otro estudio tenían menos probabilidades de notar que sus dedos se apretaban durante la masturbación. 

También vieron un aumento en la actividad en las regiones del cerebro involucradas en el movimiento, la percepción sensorial, la memoria y las emociones, pero no vieron que el cerebro "se apaga" como otros investigadores han afirmado.

5. Los orgasmos son geniales para tu salud

Si necesitas una excusa para tener más orgasmos, no busque más allá de los beneficios para la salud. Los orgasmos pueden aliviar el estrés, ayudarte a dormir, mejorar la salud de tu corazón, reducir los dolores de cabeza, combatir la gripe y el resfriado, y posiblemente incluso mejorar el estado de ánimo de tu pareja.

Entonces, ¿qué esperas? Anímate y saca tu vibrador favorito (o compañero)... Tu cuerpo te lo agradecerá.   @mundiario