Buscar

5 claves definitivas para estimular los pezones de la mujer

Se trata de una de las zonas más sensibles para las féminas, por lo que su correcta estimulación garantiza una batería de sensaciones fascinantes.

5 claves definitivas para estimular los pezones de la mujer
Pareja sexy. / RR SS.
Pareja sexy. / RR SS.

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Sociedad y la edición AMÉRICA. Twitter: @mundiario

Los senos son una de las zonas más sensibles para las mujeres. La correcta estimulación de esta área, específicamente en los pezones, abre la puerta a una batería de sensaciones fascinantes y placenteras que harán a la pareja tocar el cielo del placer.

Pareja sexy. / RR SS

Pareja sexy. / RR SS 

Pasar por alto los pezones durante el sexo es un gravísimo error, por eso te presentamos algunas claves para sacarles el máximo provecho:

1. Con suavidad. El punto número uno a tener en cuenta es que la zona es extremadamente sensible, por lo que cada movimiento debe ser ejecutado con suavidad y delicadeza.

2. En círculos. Los movimientos con los dedos son fundamentales. Jugar con la forma de círculos es una técnica ideal para crear un placer intenso en la mujer. Una buena táctica es comenzar tocando la punta del pezón, y luego con un giro lento extenderse por el resto de la zona y sus alrededores.

3. Con la lengua y los labios. La estimulación oral sin duda es la más placentera. Los toques hacia arriba y hacia abajo, además de las caricias con los labios y las lamidas ayudarán a elevar al máximo el morbo del momento.

4. Masajes. Utilizas cremas o productos lubricantes sobre el pezón no solo funciona para conseguir movimientos más efectivos y placenteros, sino también para aumentar el calor del momento.

5. Probar texturas. Atrévete a salir de la rutina. Prueba con alguna funda de tela sedosa o rugosa, o tal vez con plumas. Las texturas son ideales para subir la excitación de las mujeres, ya que el solo hecho de pasarla sobre los pezones genera una interesante activación de los nervios. @mundiario