4 mitos sobre el squirt en los que deberías dejar de creer

Placer femenino. / RR SS
Placer femenino. / RR SS

¿Qué es verdad y que no sobre el chorro del placer femenino? Te lo contamos a continuación. 

4 mitos sobre el squirt en los que deberías dejar de creer

Se llama squirt, se conoce como el chorro del placer femenino y ha causado revuelo en los últimos tiempos. La eyaculación femenina es un asunto que causa sensación entre hombres y mujeres. ¿La razón? Sencilla: esconde una infinidad de misterios que todos quisiéramos descubrir. 

Veamos algunos mitos en los que deberíamos dejar de creer:

El squirt es cosa del porno. Falso. Cualquier mujer puede experimentar estos segundos maravillosos. Para ello es necesario mucha dedicación y algunas claves que te hemos explicado en otras oportunidades.

El squirt es lo mismo que el semen. La respuesta es no. Una investigación publicada en la revista Journal of Sexual Medicine reveló que el squirting está compuesto, en su mayoría, por orina, mientras que la eyaculación masculina está relacionada con los fluidos seminales.

Solo es posible llegar al squirt si hay penetración. Error. El squirt puede tener lugar en cualquier situación: penetración, masturbación e incluso sin contacto. ¡Así como lo lees! Solo hace falta, como hemos dicho, una excitación suficiente.

Sin orgasmo no hay squirt. Científicamente probado: no. Estudios han confirmado que el squirting y el orgasmo son dos cosas independientes entre sí, por lo que una no tiene que acompañar a la otra. @mundiario

4 mitos sobre el squirt en los que deberías dejar de creer
Comentarios