Youtuber crea brazo robótico que puede esculpir figuras de animales

Brazo robótico. / Cottonbro. / Pexels
Brazo robótico. / Cottonbro. / Pexels
Para crear el brazo, Shane Wighton partió de un brazo robótico preexistente. El mismo tiene un valor estimado de 20000 dólares. El youtuber se valió de una motosierra para realizar el cambio.
Youtuber crea brazo robótico que puede esculpir figuras de animales

Toda la plataforma de YouTube ha sido sacudida con la nueva creación de Shane Wighton. Este youtuber, bastante conocido en la rama tecnológica, ha logrado elaborar un brazo robótico escultor. Y aunque el proceso supuso mucha dificultad, el resultado ha sido excepcional.

La modificación del brazo robótico original

Para crear el brazo, Shane Wighton partió de un brazo robótico preexistente. El mismo tiene un valor estimado de 20000 dólares. Ese rango de precio permite situarlo con una buena calidad, factor que fue útil para lograr su  modificación.

El youtuber se valió de una motosierra para realizar el cambio. La misma fue incorporada al extremo del brazo. Dispuesta de esa forma, parecía una extensión de él. Esa sería la herramienta que el robot en sí utilizaría para poder esculpir el material a través de los cortes.

Ahora bien, en cuanto al material a utilizar, Wighton contaba con algunas ideas. Al hacer el experimento ya había optado por uno. Sin embargo, no sería hasta más tarde cuando lograría dar con el más ideal.

La presentación del experimento en video

Siendo youtuber, Wighton lógicamente debía presentar su novedoso invento en su canal de YouTube. Así fue, y lo hizo con un magnífico video de aproximadamente veintidós minutos de duración.

En la presentación, que está en idioma inglés, el youtuber se determinó a hacer que el brazo pudiera tallar un oso. El material que eligió para esta ocasión fue un tronco mediano de madera. La consistencia parecía buena, y la resistencia estaba en un punto en que debía permitir el tallado.

Como era de esperarse, el video no tardó en llamar la atención. No solamente de los espectadores habituales de Shane, sino de una audiencia interesada en robótica. Ya con anterioridad se había visto al youtuber en proyectos similares. No obstante, este ha logrado mayor difusión.

El problema durante el experimento

Pese a haber establecido un buen plan antes de la presentación, no todo le salió a Wighton como esperaba. Para empezar, la madera resultó mucho menos dócil de lo que había estimado. Eso suponía un esfuerzo para el que el brazo robótico no estaba preparado.

Por otra parte, el modelo que había elegido (la figura de oso) tampoco ayudó mucho. La explicación es que, por su diseño, requería cortes milimétricos en ángulos especiales. Dichos ángulos eran imposibles de cumplir por el robot en su situación actual.

Como consecuencia de lo anterior, la sierra presentó fallas y múltiples trabas. En un punto más adelante terminó fundiéndose. Por lo tanto quedó demostrado que el brazo mecánico necesitaba otra metodología.

La solución adoptada

Si bien el problema en la prueba fue bastante desilusionante, el youtuber no se rindió. Por el contrario, dispuso una solución basándose en dos aspectos. En primer lugar, un nuevo código de programación.

Como se sabe, los brazos robóticos trabajan mediante uno de esos códigos. Pues bien, Shane elaboró uno pensando en los ángulos que necesitaba. Asimismo, tomó en cuenta la profundidad que exigían los cortes. Aunque esta vez no haría un oso, sino un perro.

El segundo aspecto que consideró Wighton fue el material. En el primer intento había usado madera, y esta acabó siendo difícil de tallar. Por esa razón era fundamental usar uno más suave y moldeable. Fue de esa forma como al final escogió el hule espuma. Este último estaba dispuesto en bloques.

La advertencia del robot

Como cosa curiosa, el brazo robótico venía con una especie de advertencia sonora. La misma decía “no te acerques. Te voy a matar”. Estaba configurada para reproducirse justo antes de que la máquina diera inicio al proyecto.

Pero ese aviso no fue lo único que el youtuber había integrado a su brazo robótico. A la par le añadió un modesto interruptor de seguridad. Mediante él era posible pausar todas las acciones del aparato. De igual manera colocó una luz que se activa mientras el robot está tallando.

Todos esos elementos estaban orientados a impedir accidentes. Desde la perspectiva de Wighton, es una vía fácil para avisar a cualquier persona cercana al robot. De esa manera, el mismo puede dedicarse a su labor de creación sin cumplir la amenaza de matar a alguien.

Youtuber crea brazo robótico que puede esculpir figuras de animales
Comentarios