Buscar

MUNDIARIO

El virus que causa la Covid-19 lleva años en los murciélagos, según un nuevo estudio

Un investigación reciente arroja luz el origen del SARS-CoV-2 y afirma que lo más probable es que el virus saltara de murciélagos a humanos, es decir, nunca existió un animal intermediario. 
El virus que causa la Covid-19 lleva años en los murciélagos, según un nuevo estudio
Murciélago. / RR SS.
Murciélago. / RR SS.

Superado el primer semestre del año, los expertos aún no pueden confirmar el origen del SARS-CoV-2. Encontrar su origen es algo muy importante para poder evitar futuros brotes además de ser necesario para acabar de una vez y por todas con teorías conspirativas. 

Al inicio de la pandemia se pudo comprobar que el nuevo coronavirus comparte hasta el 96% de su genoma con otro coronavirus que infecta a los murciélagos. Ahora una nueva investigación internacional intenta arrojar algo de luz sobre esto al rastrear el origen del SARS-CoV-2.

Los resultados del estudio han sido publicados en Nature Microbiology y concluyen que el linaje de ambos coronavirus se separaron hace 40 o 70 años atrás, esto quiere decir que el virus que causa la Covid-19 lleva décadas circulando entre estos animales de forma indetectable.


Quizá también te interese:

América Latina ya tiene más muertos por Covid-19 que EE UU

El pangolín, de nuevo sospechoso en estar detrás de la pandemia


En la investigación también manifiestan que “se ve claramente en nuestros análisis” la antigüedad del virus, y además, advierten que en ese tiempo pueden haberse diferenciado más linajes, creando diferentes coronavirus, Asimismo, los expertos aclaran que estos virus tienen una alta capacidad de intercambiar material genético lo que significa que “será difícil identificar virus con el potencial de causar brotes importantes en humanos antes de que estos emerjan”. Por tanto, creen que es necesario contar con un “sistema de vigilancia de enfermedades humanas en tiempo real que rápidamente pueda identificar y clasificar patógenos”.

Por otra parte, esta investigación no apoya la teoría de que otros animales sirvieran como conducto para pasar al coronavirus del murciélago al humano, sino que creen que este pasó directamente de su portador original. “La evidencia actual es consistente con que la evolución del virus en murciélagos haya dado lugar a variantes capaces de replicarse en el tracto respiratorio superior tanto del humano como del pangolín”, dicen, por lo que descartan la teoría del pangolín o la serpiente.

El primer firmante del estudio Maciej F. Boni, de la Universidad del Estado de Pensilvania (EE UU), dijo a SINC que lo más probable es que virus provenga de una población de murciélagos de la provincia de Yunnan, en el sureste de China, “de donde proceden los virus con parentesco más próximo” al coronavirus que causa la Covid-19. 

Los expertos no creen que el virus tenga un origen humano, ya que este tipo de operación habría dejado alguna huella genética. Sobre la fuga de un laboratorio, teoría impulsada por el presidente Donald Trump, Boni dice que es “improbable” porque si el virus hubiese escapado de un laboratorio "los primeros afectados habrían sido los empleados del centro y sus familias”.

Para poder identificar el origen del virus el equipo de científicos empleó tres técnicas diferentes para poder identificar partes del genoma del virus. Las tres técnicas empleadas terminaron demostrando que el virus comparte un linaje ancestral con su pariente más cercano, que sería RaTG13. Además, cada técnica de separación dio como posibles fecha de la separación los años 1948, 1969 y 1982; lo que demostraría que el SARS-CoV-2 lleva años entre la población de murciélagos. @mundiario