El telescopio James Webb capta a tres galaxias en plena transformación

Galaxias en plena formacióm. /RR.SS.
Galaxias en plena formacióm. /RR.SS.
Aparentemente se formaron poco después del Big Bang, cuando el universo tenía entre 400 y 600 millones de años, concretamente en el período de la reionización.
El telescopio James Webb capta a tres galaxias en plena transformación

El Telescopio Espacial James Webb ha logrado una hazaña al capturar impresionantes imágenes de tres galaxias que se encuentran en plena transformación. Este descubrimiento proporciona una valiosa ventana al pasado del universo y ofrece nuevos datos sobre la formación galáctica.

Investigadores de la NASA, utilizando los avanzados instrumentos del Telescopio Espacial James Webb, han identificado tres galaxias que aparentemente se formaron poco después del Big Bang, cuando el universo tenía entre 400 y 600 millones de años, concretamente en el período de la reionización, un proceso que ocurrió tras la época en que comenzó la formación de galaxias. De modo que estas galaxias primitivas ofrecen una visión única de los primeros momentos del cosmos y su evolución.

Los datos recolectados por el Webb revelan que estas galaxias están rodeadas de una cantidad inusual de gas denso, sugiriendo que están compuestas principalmente de hidrógeno y helio, los elementos más básicos presentes desde el inicio del universo. Este hallazgo es crucial para entender los procesos de formación estelar en las primeras etapas cósmicas.

Según los expertos, el gas denso observado alrededor de estas galaxias probablemente impulsará la creación de nuevas estrellas en el futuro. “Estas galaxias son como islas brillantes en un mar de gas opaco y neutro”, comentó Kasper Heintz, profesor asistente de astrofísica en el Centro del Amanecer Cósmico (DAWN) de la Universidad de Copenhague, Dinamarca.

Gráfico de la NASA que explica la expansión del universo desde el Big Bang. / RR.SS.
Gráfico de la NASA que explica la expansión del universo desde el Big Bang. / RR.SS.

Heintz enfatizó la importancia del Telescopio Espacial James Webb en estos descubrimientos. “Sin el Webb, no podríamos observar estas galaxias tan tempranas, y mucho menos aprender tanto sobre su formación”, añadió. Este instrumento ha demostrado ser una herramienta esencial para explorar los confines del universo y sus misterios.

Simone Nielsen, otra experta involucrada en el estudio, concluyó que todas las galaxias del universo están íntimamente conectadas al medio intergaláctico mediante filamentos y estructuras de gas prístino. Este medio juega un papel crucial en la evolución y desarrollo de las galaxias.

El descubrimiento fue posible gracias a la detección de tenues manchas rojas en los datos recogidos por el telescopio. Estas manchas indican que la luz de las galaxias está siendo absorbida por grandes cantidades de gas hidrógeno neutro. Este fenómeno sugiere que las galaxias aún no han tenido tiempo suficiente para formar la mayoría de sus estrellas.

La observación de estas grandes reservas de gas también implica que las galaxias aún están en las etapas iniciales de su evolución. “El hecho de que estemos viendo grandes reservas de gas sugiere que las galaxias aún no han tenido tiempo suficiente para formar la mayoría de sus estrellas”, explicó uno de los expertos.

El Telescopio Espacial James Webb continúa brindando imágenes y datos cruciales de galaxias distantes, permitiendo a los científicos avanzar en la comprensión del comportamiento y la historia del universo. Este descubrimiento es solo el comienzo de una nueva era en la exploración espacial, con muchas más revelaciones por venir.

Las imágenes capturadas por el Telescopio Espacial James Webb durante su recorrido han permitido a los científicos observar y estudiar galaxias y otros cuerpos celestes en distintas etapas, aportando datos esenciales para la comprensión de la evolución cósmica. Estos hallazgos no solo enriquecen nuestro conocimiento del universo, sino que también destacan el papel fundamental de las tecnologías avanzadas en la exploración espacial. @mundiario

Comentarios