Tecnología para vender en línea sin un sitio web

Compras online. / Pexels.
Compras online. / Pexels.

Todos los emprendedores conocen de primera mano los efectos que ha ocasionado la pandemia en la economía. Sin embargo, también hay que considerar el lado que no es tan negativo, pues la crisis desencadenada por el Covid-19 aceleró la digitalización de los pequeños negocios.

Tecnología para vender en línea sin un sitio web

Todos los emprendedores conocen de primera mano los efectos que ha ocasionado la pandemia en la economía. Sin embargo, también hay que considerar el lado que no es tan negativo, pues la crisis desencadenada por el Covid-19 aceleró la digitalización de los pequeños negocios.

Avanzan las ventas online

De acuerdo al INEGI, las ventas en línea aumentaron 37% durante el 2020, en México. Esto es un gran avance, pues el comercio electrónico del país aún no se popularizaba tanto, ya que se a enfrentaban obstáculos como: la desconfianza por parte de los consumidores en el canal digital, que pequeños negocios se sumarán a los medios digitales, así como que existiera tecnología de pagos más amigables, tanto para los negocios como para los usuarios.

Por otra parte, la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO) señala que en 2020, el número de pequeñas y medianas empresas que venden por internet aumentó un 94.6% en comparación con el año pasado.

Del lado de los consumidores también se ve un comportamiento distinto mes con mes. En otro estudio que realizó la misma AMVO, se les preguntó a los usuarios qué hábitos habían cambiado desde que inició la pandemia y se encontró lo siguiente:

En octubre de 2020, el 48% de los compradores encuestados señalaron que hacían búsquedas en internet para encontrar donde comprar productos o servicios en Internet. Esto representa un crecimiento del 8% en comparación con el mes de abril. Otro comportamiento donde se detectó un cambio fueron las compras por internet; pues el número de consumidores que afirmó esto, pasó del 31% en abril al 39% en octubre.

Si lo pensamos, ambos incrementos en estos hábitos son bastante considerables, pues estamos hablando de un cambio a lo largo de un solo trimestre.

¿Qué pasa con los negocios que aún no venden en línea?

Aunque esto es un gran avance, aún existe aproximadamente un 34% de pymes que no se ha adaptado a estos medios porque desconoce el uso de las plataformas de comercio electrónico y de pagos por internet o cree que las comisiones de plataformas de marketplace son excesivas.

Para estos emprendedores existe una opción alternativa: usar sus redes sociales como una tienda en línea. Para hacer esto, existe tecnología de pagos en línea, desarrollada por Clip, que facilitan implementar este tipo de estrategias y sólo es necesario descargar su aplicación.

Cómo funciona Pagos a Distancia

Para empezar a usar esta tecnología, no es necesario tener una terminal punto de venta Clip, pues una vez que los negocios descarguen la aplicación podrán crear links de pago de sus productos para después compartirlos a sus clientes por Facebook, Instagram, Whatsapp, SMS o correo electrónico.

Cuando los compradores reciban y abran el enlace, se abrirá una pestaña de su navegador donde se les mostrará un formulario, el cual podrán llenar con la información de su tarjeta de crédito o débito para realizar el pago; tal y como pasaría si hicieran esta compra en una página web de comercio electrónico.

La ventaja de esta tecnología es que agiliza la experiencia de pago, pues a diferencia de las transferencias o depósitos bancarios, el comprador:

Puede usar tarjetas de crédito: Esto es importante, sobre todo en temporadas de ventas altas. Por ejemplo, durante el Buen Fin 2019 se registró que el 40% pago sus compras con tarjeta de crédito, mientras que solo el 28% se realizó con tarjeta de débito.

Evite salir a realizar el depósito: Tomando en cuenta que seguimos en medio de una pandemia que aún existe, al menos un 29% que aún permanece bastante aislado, de acuerdo a la AMVO.

Realiza el proceso de pago más rápidamente: A diferencia de las transferencias electrónicas, para hacer el pago, el cliente ya no tiene que realizar tantos pasos como abrir su cuenta bancaria digital, dar de alta el número de cuenta (algunos bancos tardan hasta media hora en hacer esto), hacer el pago y compartir el comprobante.

En conclusión, se podría decir que estos enlaces de pago son una herramienta flexible que facilita que los negocios no tengan que invertir de manera inmediata en desarrollar un sitio web; pues esta modalidad de pagos en línea también le permite a los emprendedores aprovechar otras estrategias comerciales para sobrevivir la pandemia como por ejemplo: certificados de regalo, sistemas de apartado o crear eventos en línea. 

Tecnología para vender en línea sin un sitio web
Comentarios