Buscar

MUNDIARIO

No solo el ornitorrinco: los wombats también brillan en la oscuridad

Un grupo de científicos ha confirmado que los wombats australianos, los bilbies y otros marsupiales tienen la inesperada capacidad de brillar en verdes, azules y rosas fluorescentes bajo la luz ultravioleta.
No solo el ornitorrinco: los wombats también brillan en la oscuridad
Wombats australiano bajo la luz ultravioleta. / Twitter @TravouillonK
Wombats australiano bajo la luz ultravioleta. / Twitter @TravouillonK

Ibed Méndez

Periodista.

Sorpresa: el ornitorrinco nos es el único mamífero que puede brillar en la oscuridad… los wombats australianos, los bilbies y otros marsupiales también pueden unirse a la fiesta. 

Un grupo de curadores del Museo de Australia Occidental ha confirmado que estos animales, conocidos también como vombátidos y que tienen la apariencia de un oso pequeño de patas muy cortas, tienen la inesperada capacidad de brillar en verdes, azules y rosas fluorescentes bajo la luz ultravioleta. 

El descubrimiento fue posible gracias al ornitorrinco: un equipo de expertos de la Universidad Estatal de Colorado, Estados Unidos, descubrió hace apenas unas semanas que el pelaje de estos mamíferos -que parece uniformemente marrón a la luz natural- se iluminaba en tono verde o cian bajo la luz ultravioleta. 

El hallazgo no tardó en darle la vuelta al mundo entero, por lo que los científicos australianos decidieron probar suerte con los wombats, bandicuts (peramélidos), bilbis, zarigüeyas y algunos murciélagos.

El curador de Mammalogy del Museo de Australia Occidental, Kenny Travouillon, detalla que tomó prestada una luz ultravioleta del departamento de aracnología del centro para comprobar su teoría. ¿Los resultados? Impactantes: por lo menos un tercio de los animales brillaban en la oscuridad. 

“La tomamos prestada y apagamos las luces de la colección buscando lo que brillaba y lo que no. El primero que revisamos fue el ornitorrinco, obviamente. Luego, enfocamos la luz en otros especímenes de la colección. Entonces probamos topos marsupiales y wombats. Lo hicimos con los marsupiales carnívoros y no brillaron en absoluto. Probablemente tenga sentido, porque si sus presas pueden ver la luz ultravioleta, no podrían esconderse de ellas. En total, probablemente alrededor de un tercio de ellos brillaron”, ha detallado Travouillon.

 

Esta característica responde a la biofluorescencia, un fenómeno que ocurre cuando un ser vivo absorbe radiación de alta energía, como la ultravioleta, y luego emite luz a una frecuencia más baja, según explica Gizmodo. Eso sí: el motivo detrás de la biofluorescencia en estos mamíferos continúa siendo un misterio. @mundiario