Buscar

MUNDIARIO

Los sismógrafos del futuro: Ahora Android podrá detectar terremotos

Utilizando los acelerómetros que llevan incorporados los smartphones, el sistema operativo ha implementado una función para detectar seísmos.
Los sismógrafos del futuro: Ahora Android podrá detectar terremotos
Insignia de Android, sistema operativo de Google.
Insignia de Android, sistema operativo de Google.

Ainhoa Grandío

Colaboradora.

Google se ha asociado con Android para incluir una función dentro del sistema operativo que sería capaz de detectar terremotos con antelación y enviar alertas a los teléfonos de los usuarios que pudieran llegarse a ver afectados por los temblores. 

Todo parte de la base de que los acelerómetros de los teléfonos serían capaces de detectar las ondas-p. Estas ondas, también conocidas como ondas primarias, son longitudinales, miden la compresión y dilatación del suelo, por lo que van en la dirección de la propagación del terremoto. De acuerdo con Google, los acelerómetros del smartphone cuentan con la sensibilidad suficiente para detectarlas. Los acelerómetros forman parte del abanico de sensores de movimiento que ofrece Android en sus teléfonos, mide la velocidad a la que se mueve el dispositivo dentro de los tres ejes del sistema cartesiano de coordenadas en los planos tridimensionales. Este sensor se basa siempre en el hardware, y, junto con el resto, es lo que logra que el teléfono pueda detectar la rotación, si se agita el dispositivo, u otros movimientos que influyen en la interactividad. 

Ondas sísmicas. / Pixabay

La meta que se ponen desde Google es ambiciosa, pretenden “construir la red de detección de terremotos más grande del mundo”. Para esta tarea, además de colaborar con Android, se pusieron en contacto con el Servicio Geológico de los Estados Unidos y la Oficina de Servicios de Emergencia del Gobernador de California. Con ellos, implementaron las funciones de ShakeAlert, una App creada por un sismólogo estadounidense, que envía alertas a los usuarios de Android en el estado de California, valiéndose de 700 sismógrafos colocados a lo largo de la zona. 

Este primer ensayo demostró que el sistema utilizado por ShakeAlert, pese a ser muy efectivo en California, podría no ser replicable a gran escala en el resto del mundo, lo que motivó a que Google se asociase con Android. 

Para la segunda fase del proyecto para la red de detección, Google planea utilizar los datos recogidos por los sensores de Android y encuestar a los usuarios de los teléfonos para verificar si llegaron a notar el seísmo o no. Una vez se haya superado esta fase, que afinará la precisión del sistema, se procederá a enviar alertas de terremotos a zonas que no cuenten con una red de sismógrafos como California. @mundiario