Los misteriosos secretos genéticos de una planta que no puede morir

Planta Welwitschia. / @agendaromano
Planta Welwitschia. / @agendaromano

Se trata de la planta Welwitschia, una de las más antiguas del planeta, la cual solo tiene dos hojas que se alargan de forma constante y una vida que capaz de resistir milenios.

Los misteriosos secretos genéticos de una planta que no puede morir

El estudio ha sido publicado por la revista Nature. En dicha investigación se revelan los secretos genéticos de la planta más antigua del planeta, la Welwitschia, la cual es propia del desierto de Nabid, entre Angola y Namibia. El significado de su nombre se traduce como “dos hojas que no pueden morir” y, en efecto, la planta tiene solo dos hojas que de forma constante se alargan en una vida que puede tener una duración de milenios.

De acuerdo a lo reseñado por el genetista Andrew Leitch: “Esta planta puede vivir miles de años y nunca deja de crecer. Cuando deja de crecer, está muerta”. De hecho, se estima que algunos de los ejemplares más grandes de esta planta tienen más de tres mil años.

Un genoma eficiente

Para comprender el comportamiento de esta planta, su unicidad, su profunda resiliencia y su extrema longevidad, los investigadores Tao Wan, botánico del Fairy Lake Botanical Garden en Shenzhen (China, han analizado el genoma de la Welwitschia.


También te podría interesar:

Cambio climático, sequías e inundaciones: ¿ahora el mundo lo está viendo?


Entre sus resultados, han revelado que, hace aproximadamente ochenta y seis millones de años, una época caracterizada por aridez y sequía, el genoma de dicha planta se duplicó debido a un error en la división celular, lo cual se asocia, según explicó Wan, al “estrés extremo”.

Aunado a ello, gran parte del genoma de esta planta está conformado por secuencias de ADN autoreplicantes, llamados “retrotransposones”, los cuales experimentaron un “estallido” de actividad, hace uno o dos millones de años, provocado tal vez por el estrés debido a la temperatura. @isbe_inspira en @mundiario

Los misteriosos secretos genéticos de una planta que no puede morir
Comentarios