Rusia abandona la Estación Espacial Internacional como respuesta a las sanciones

Estación Espacial Internacional. /  @Astro_Sabot
Estación Espacial Internacional. / @Astro_Sabot

La agencia espacial rusa Roscosmos anunciará “muy pronto” cuándo comenzará a desinstalar su tecnología del laboratorio espacial, dando pie a que caiga de regreso a la Tierra.

Rusia abandona la Estación Espacial Internacional como respuesta a las sanciones

Moscú se ha dado cuenta de que Occidente no levantará las sanciones por la guerra en Ucrania, por lo que ha tomado la decisión final de retirarse definitivamente de la misión de la (EEI), lo que pone en jaque la existencia de este laboratorio espacial, que puede caer a la Tierra por el cese de la colaboración rusa, crucial para su sistema de navegación.

“Presentaremos próximamente a la dirigencia del país las propuestas concretas de Roscosmos respecto a los plazos del cese de la cooperación en el marco de la EEI con las entidades espaciales de Estados Unidos, Canadá, Unión Europea y Japón”, ha anunciado Dmitri Rogozin, el director de la agencia espacial rusa, Roscosmos, ante la negativa de Occidente de levantar las sanciones contra empresas de la agencia rusa y del Estado.

Roscosmos había presentado hace un mes un ultimátum para que Occidente levante sus sanciones a más tardar el 31 de marzo. Rogozin explicó que las respuestas que han recibido de sus colegas no satisfacen las exigencias de Rusia, por lo que de entrada a abril la agencia rusa ha decidido dejar de colaborar con la EEI, una decisión adelantada, pues Rusia había planificado antes de la ofensiva militar en Ucrania que se retiraría del proyecto espacial internacional en 2030, cuando el laboratorio colapse y se desplome naturalmente hasta la Tierra.

 “La NASA continuará interactuando con las correspondientes entidades federales y agencias de EE UU con el objetivo de mantener la cooperación en el marco de la EEI y su explotación, incluyendo cualquier cooperación necesaria del programa de la EEI con el apoyo” de las empresas sancionadas, explicó Rogozin, citando la respuesta que ha recibido por parte de la agencia espacial estadounidense. Asimismo, se refirió a la respuesta canadiense como “un calco” de la de la NASA.

Rogozin afirmó que el jefe de la Agencia Espacial Europea (ESA), Josef Aschbacher, “ha asumido el papel de cartero” después de que el director europeo aclarara que no es su competencia tomar esa decisión y que remitiría la carta rusa a los países miembros de la Unión Europea. “Entonces, nos proponen esperar a que las burocracias de todos los 27 países accedan a leer la carta de Roscosmos. Para ese momento, o el burro estira la pata, o la EEI se muere por causas naturales”, comentó Rogozin.

Roscosmos es crucial para la EEI

La EEI fue puesta en marcha en 1998 y su estimación de vida fue de apenas 15 años. Se prevé que esta plataforma internacional espacial caiga de regreso a la Tierra en 2030, pero mientras eso ocurre las agencias espaciales aprovecharían el tiempo para seguir realizando los últimos estudios desde el espacio, así como concretarían el retorno de todos los astronautas al planeta.

Sin embargo, la retirada rusa puede acelerar el desplome de la EEI. Moscú es responsable de la orientación de la estación y la previsión de colisiones peligrosas, así como el suministro del combustible y cargamento. Las correcciones del rumbo de la nave y sus propulsiones se realizan a través del módulo Zvezdá del segmento ruso, que deberá ser desvinculado de la Estación Espacial Internacional tras el retiro de Roscosmos.

La NASA ha reconocido que cualquier intento por separar el segmento ruso del estadounidense en pleno espacio exterior “supondría importantes desafíos logísticos y de seguridad dada la multitud de conexiones externas e internas, la necesidad de controlar la inclinación y la altitud de la nave espacial y la interdependencia del software”. Es por ello que las agencias espaciales internacionales occidentales han sido cuidadosos al tocar el tema ruso, limitándose a alegar que es decisión de cada Gobierno si se levantan o no sanciones a Roscosmos.

El propio Rogozin ha amenazado a inicios de la invasión a Ucrania que, si Rusia se retira del proyecto, se corre el riesgo de que la nave descontrole su rumbo y caiga en la China, India, EE UU o Europa. ¿Quieren amenazarlas con esa perspectiva? La EEI no vuela sobre Rusia, por eso todos los riesgos son vuestros. ¿Están preparados para ello?”, ha dicho Rogozin. @mundiario

Rusia abandona la Estación Espacial Internacional como respuesta a las sanciones
Comentarios