El riesgo de desarrollar trastornos psiquiátricos sigue al alza dos años tras la covid-19

Una persona aislada por la covid-19. / Mundiario
Una persona aislada por la covid-19. / Mundiario

Un estudio de la Universidad de Oxford ha concluido que las probabilidades de desarrollar trastornos neurológicos son altas, incluso 24 meses tras la infección.

El riesgo de desarrollar trastornos psiquiátricos sigue al alza dos años tras la covid-19

Los supervivientes de la covid-19 arrastran un riesgo mayor que los pacientes de otras infecciones respiratorias. Ya se conocía que el contagio del virus SARS-CoV-2 podría aumentar las probabilidades de desarrollar nieblas mentales, demencia u otros trastornos psiquiátricos, pero la ciencia asoma que la misma realidad no se esfuma, al menos tras unos dos años después de haber pasado la enfermedad.

Esa es la conclusión a la que han llegado científicos de la Universidad de Oxford, en colaboración con el Centro de Investigación Biomédica de la Salud del Instituto Nacional de Investigación Sanitaria (NIHR), ambos en el Reino Unido, que confirmaron a través de un estudio a gran escala, que las posibilidades de desarrollar trastornos neurológicos, neuróticos y psiquiátricos sigue al alza incluso dos años después del diagnóstico.

En un artículo publicado en la revista Lancet Psychiatry, los investigadores dijeron que, si bien se sabe que las probabilidades de sufrir estas dolencias incrementaban producto de la covid-19, querían dar respuesta a si estos niveles elevados podrían volver a la normalidad con el tiempo, qué tan distintas eran las probabilidades con base en la edad de los pacientes y qué canción toca cada variante del virus en todo esto.

Para conocer las respuestas, el grupo analizó los riesgos de 14 trastornos diferentes de unas 1.28 millones de personas infectadas con el virus, en su mayoría de EE UU, aunque también de España y otros países, gracias a la red de registros sanitarios electrónicos TriNetX. Los datos fueron cruzados por un grupo similar de pacientes que habían pasado otras enfermedades respiratorias.

Los niños son menos propensos a estos trastornos

Los resultados son esclarecedores, indican que los riesgos de padecer de demencia o convulsiones siguen siendo superiores en pacientes que fueron diagnosticados con covid-19 hace dos años, en comparación con aquellos que afrontaron una infección distinta.

También se detectó una mayor probabilidad de padecer ansiedad y depresión en adultos, aunque estas desaparecían por sí solas unos dos meses tras la infección. Estos datos van en línea con una observación anterior, realizada por el mismo equipo, que sugiere que quienes superaron la covid-19 presentan riesgos de trastornos neurológicos unos seis meses después de su diagnóstico.

De hecho, el mismo artículo desprende que, pese a que los menores de edad regularmente son más propensos a desarrollar afecciones como las convulsiones o los trastornos psicóticos, se demostró que los niños tienen menor riesgo de esta clase de enfermedades que los adultos después de afrontar el virus en sus organismos.

Además, se demostró que la variante delta está asociada a una mayor cantidad de trastornos, la ómicron le sigue de cerca, pero la variante alfa dista de ambas al no elevar, como ellas, el riesgo de desarrollar trastornos psiquiátricos.

“Los resultados tienen implicaciones importantes para los pacientes y los servicios de salud, ya que sugieren que es probable que ocurran nuevos casos de afecciones neurológicas relacionadas con la covid-19 durante un tiempo considerable después de que la pandemia haya disminuido”, ha aseverado el autor principal del estudio, Paul Harrison, profesor de psiquiatría en la prestigiosa universidad de Oxford. @mundiario

El riesgo de desarrollar trastornos psiquiátricos sigue al alza dos años tras la covid-19
Comentarios