Un plan para asumir los retos de la transformación digital

Plan Nacional de Competencias Digitales (1)
Plan Nacional de Competencias Digitales. / Elaboración propia

El Gobierno acaba de presentar el Plan Nacional de Competencias Digitales, la hoja de ruta para conseguir que toda la ciudadanía cuente con las herramientas necesarias para adquirir y desarrollar competencias digitales.

Un plan para asumir los retos de la transformación digital

La adquisición de competencias digitales se ha convertido en una de las prioridades clave del #PlanEspañaPuede y también está incluida en los ejes de la Agenda #EspañaDigital2025. Un plan tan ambicioso como necesario, para el que el gobierno del Estado programa una serie de reformas e inversiones públicas de 3.750 M€ para 2021-2023. Porque la meta es lograr que el 80% de la población española tenga competencias digitales básicas al finalizar 2025.

Hoy en día nadie duda que vivimos en la sociedad del conocimiento, un concepto que se originó en los años 1960 al analizar los cambios en las sociedades industriales y momento en que se acuñó el concepto de sociedad post-industrial. Fue el sociólogo Peter F. Drucker quien vaticinó la aparición de una capa social de trabajadores del conocimiento y quien pronosticó una tendencia hacia una sociedad de conocimiento que supondría cambios en las áreas tecnológicas y económicas más vinculadas con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), en el ámbito de la educación y la formación, en la organización y el trabajo.

En realidad el uso generalizado del término “sociedad del conocimiento” es más reciente y tiene como punto de referencia el trabajo de Manuel Castells, que también ha acuñado el término de la “sociedad red”.

Esa sociedad del conocimiento es un ideal al que todas las sociedades aspiran ya que suponen una nueva forma de desarrollo social y económico pero para el que es necesario realizar importantes inversiones en educación, innovación y desarrollo de nuevas tecnologías que requieren más financiación para capital humano e investigación científica, porque para desarrollar la innovación es necesario crear el entorno adecuado .

Según la UNESCO, las sociedades del conocimiento deben apoyarse en cuatro pilares: la libertad de expresión, el acceso universal a la información y al conocimiento, el respeto a la diversidad cultural y lingüística, y una educación de calidad para todos.

Se trata pues de construir sociedades del conocimiento en las que el acceso universal a la información sirva también para conseguir un efecto transformador en la sociedad y que impulse la economía. Así lo recoge la estrategia Digital Europea, que reconoce la necesidad de fomentar la implantación de tecnologías digitales para promover una economía justa y competitiva, una sociedad abierta, democrática  y sostenible, y una mejor calidad de vida para la ciudadanía europea.

La transformación digital: un reto económico y social

España está ante un reto económico y social marcado por una profunda transformación digital que puede poner en riesgo el progreso de muchas empresas y por lo tanto también del propio país.

La capacitación digital de la ciudadanía constituye un factor decisivo para poder aprovechar las oportunidad de asumir el reto de esa transformación digital, y tener así ciudadanos más preparados, profesionales más capacitados y mejor formados, y empresas más ágiles e innovadoras que incorporen el proceso disruptivo de la digitalización en su visión estratégica.

Pero la situación derivada de la pandemia de la COVID ha puesto en evidencia la necesidad de esa transformación digital y también la brecha digital existente en ciudadanos, empresas y trabajadores. El trabajo y el aprendizaje en línea se han instalado en la vida cotidiana inevitablemente y nos han mostrado los fallos del sistema.

Porque la realidad actual es que casi la mitad de la población española carece de competencias digitales básicas y un 8% jamás ha usado Internet. Nuestros niveles de competencias digitales básicas son inferiores a la media de la Unión Europea (un 43% de [email protected] españ[email protected] entre 16 y 74 años carece de competencias digitales básicas), así como la proporción de especialistas TIC en el empleo, que pese a haber aumentado,  está en un 3,2%; y la participación de mujeres especialistas TIC es solo 1,1% del empleo femenino total.

Negocios digitales. / MundiarioNegocios digitales. / Mundiario

Plan Nacional de Competencias Digitales

El Plan Nacional de Competencias Digitales es el instrumento clave para cerrar esta brecha y avanzar en Transformación Digital

En España, la falta de competencias digitales, tanto básicas como avanzadas, supone un freno para esa transformación digital, y con este Plan Nacional de Competencias Digitales el gobierno pretende proporcionar una hoja de ruta para identificar las medidas que aseguren que toda la ciudadanía cuenta con las herramientas necesarias para adquirir y desarrollar las competencias digitales.

Estructurado sobre 4 ejes  fundamentales (competencias digitales para toda la ciudadanía, para la población activa, para especialistas TIC y para la educación) el plan está diseñado sobre 7 líneas de actuación y con un total de 16 medidas orientadas a mejorar las competencias digitales para 7 ámbitos diferentes:

1) ciudadanía general, garantizando la inclusión digital para que nadie se quede atrás en su inclusión en el mundo digital;

2) disminución de la brecha digital por cuestión de género incrementando el número de mujeres matriculadas, graduadas y trabajadoras en sectores TIC;

3) adquisición de competencias digitales para la educación a docentes y estudiantes en todos los niveles del sistema educativo;

4) competencias digitales avanzadas de la población activa;

5) competencias digitales de las personas al servicio de las administraciones públicas;

6) competencias digitales para las empresas españolas en general y en particular las PYMES para afrontar la transformación digital,

y 7) fomento de especialistas TIC (la demanda de estos perfiles crece hasta 4 veces más rápido que la oferta).

Se trata por tanto de asegurar que para 2025 España esté preparada para asumir los nuevos retos que supone la transformación digital y subsanar todas las deficiencias que ha evidenciado la pandemia de la Covid en un momento en que lo digital se ha puesto en el primer plano de la vida laboral, educativa y también social.

Hace tiempo que sabíamos que lo digital llegaba para quedarse, ahora tenemos la certeza de que es así y que no hemos hecho lo que debíamos para estar a la altura de las circunstancias, por eso es necesario este Plan Nacional de Competencias Digitales, porque no podemos permitirnos quedar atrás. @mundiario

Un plan para asumir los retos de la transformación digital
Comentarios