Un paso más cerca de la Luna: la misión Artemis despega con éxito en su tercer intento

Misión Artemis I en plataforma de lanzamiento en Florida. / NASA
Misión Artemis I en plataforma de lanzamiento en Florida. / NASA

La humanidad da el primer salto para regresar a nuestro satélite tras 50 años de ausencia, después de dos intentos fallidos y otros dos suspendidos.

Un paso más cerca de la Luna: la misión Artemis despega con éxito en su tercer intento

El ser humano está más cerca de volver a pisar la Luna. La misión Artemis I de la NASA por fin ha despegado satisfactoriamente, después de dos intentos fallidos por dificultades técnicas y otros dos suspendidos por causas meteorológicas. Este miércoles se ha conseguido llevar a cabo, con éxito, el lanzamiento de la primera fase del mayor proyecto en la actualidad de la NASA.

La agencia espacial estadounidense ha demostrado que la tercera es la vencida. El cohete del sistema de lanzamiento espacial (SLS, por sus siglas en inglés), con la cápsula Orión en su cúspide, se ha elevado satisfactoriamente de la plataforma de lanzamiento 39B, en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida, pasada la una de la madrugada en hora local (a las 7:47 en horario peninsular).

Durante la preparación del cohete, los responsables del proyecto detectaron una “fuga inminente” de hidrógeno líquido en la válvula de reabastecimiento en la etapa central del cohete, por lo que han tenido que enviar a la plataforma un “equipo rojo” para solventar el imprevisto técnico. Las reparaciones han ocasionado que el cohete despegara pasada la hora de apertura de la ventana de lanzamiento, a la una de la madrugada.

Este es el principio de una serie de lanzamientos del programa Artemis, que promete llevar a la primera mujer y a la primera persona de color a la superficie lunar, probablemente en 2025, y allanar el camino para que la humanidad pueda ir más allá, con la posibilidad de construir la estación espacial Gateway, que orbitará alrededor de la Luna, y que servirá de punta de lanza para la instalación de colonias lunares y el envío de una misión tripulada a Marte.

La tercera es la vencida para Artemis I

Este lanzamiento no cuenta con pasajeros humanos. A bordo de la cápsula Orión, que pocas horas después del lanzamiento se desacopló del SLS, van tres maniquíes con sensores de todo tipo y dos peluches, del perrito Snoopy y la oveja Shaun, para completar una serie de experimentos relacionados con la gravedad y la radiación.

Los maniquíes también están cubiertos por unos trajes espaciales que seguramente usará la tripulación del Artemis II, que intentará hacer un periplo similar al de su predecesora alrededor de la Luna, pero con astronautas a bordo.

El objetivo principal de Artemis I es verificar las capacidades de la nave, comprobar trayectorias e hipótesis, además de desplegar una horda de satélites CubeSat que realizarán tareas independientes sobre la Luna, como un mapeo de su superficie.

Artemis I ha sufrido para despegar debido a inconvenientes técnicos, como la falla de un motor o el proceso de enfriamiento de los depósitos de combustible. Pero después su lanzamiento fue pospuesto hasta finales del verano, cuando en septiembre le tocó ser devuelto al Edificio de Ensamblaje de Vehículos por la llegada del huracán Ian en el norte del Caribe, y finalmente este lunes, con los azotes del huracán Nicole sobre Florida. @mundiario

Comentarios