La otra cara de la pandemia: más de 1.500 millones de mascarillas terminaron en los océanos en 2020

Mascarillas en el mar. RR SS.
Mascarillas en el mar. / RR SS.
Un informe revela que durante 2020 alrededor de 1.560 millones de mascarillas faciales llegaron al mar, lo que supone una contaminación extra de al menos 5.000 toneladas de plástico en las corrientes de agua del mundo.
La otra cara de la pandemia: más de 1.500 millones de mascarillas terminaron en los océanos en 2020

El impacto de la pandemia es mayor de lo que podríamos imaginar. El SARS-CoV-2 no solo se ha cobrado la vida de más de 1.9 millones de personas en todo el mundo, destruido economías, empresas o familias… también ha impulsado la contaminación plástica en los océanos.

De acuerdo con un informe de la organización ambientalista de conservación marina OceansAsia, durante 2020 alrededor de 1.560 millones de mascarillas faciales llegaron al mar, lo que supone una contaminación extra de al menos 5.000 toneladas de plástico en las corrientes de agua del mundo.

“Las 1.560 millones de máscaras faciales que probablemente ingresaron a nuestros océanos en 2020 son solo la punta del iceberg”, ha advertido el Dr. Teale Phelps Bondaroff, director de investigación de la organización y autor principal del informe.

Y el panorama no es alentador: la Organización de Naciones Unidas ha adelantado que el 75% del plástico producido durante la pandemia, bien sea en forma de mascarillas, guantes o botellas de desinfectantes para manos, terminarán contaminando vertederos y mares.

El organismo sostiene que el tipo de plástico con el que se fabrica la mayoría de estos productos podría tardar hasta 450 años en descomponerse… pero en microplásticos, la mayor amenaza invisible a la que se enfrenta el ser humano actualmente. 

En concreto, los especialistas detallan que se han fabricado 52 mil millones de mascarillas de plásticos fundidos por soplado. Para tener una idea, es preciso saber que uno de los modelos quirúrgicos de mascarillas o tapabocas puede contener de 3 a 4 gramos de polipropileno.

La situación representa un dramático riesgo para la de por sí ya devastada vida marina. “La contaminación plástica mata aproximadamente 100,000 mamíferos marinos y tortugas, más de un millón de aves marinas y un número aún mayor de peces, invertebrados y otros animales cada año. También tiene un impacto negativo en la pesca y la industria del turismo, y le cuesta a la economía mundial un estimado de $ 13 mil millones de dólares por año”, ha alertado Gary Stokes, director de operaciones de OceansAsia. @mundiario

1

La otra cara de la pandemia: más de 1.500 millones de mascarillas terminaron en los océanos en 2020
Comentarios