Los osos polares, en riesgo de morir de hambre por veranos más largos

Oso polar en la banquisa del Ártico. / Mundiario
Oso polar en la banquisa del Ártico. / Mundiario
Un estudio siguió el rastro de varios ejemplares en la bahía Hudson, en Canadá, y determinó que es poco probable que estos animales se adapten a vivir en un entorno sin hielo en el Ártico.
Los osos polares, en riesgo de morir de hambre por veranos más largos

En un contexto de cambio climático acelerado, donde los hábitats naturales se ven alterados, los osos polares se han convertido en símbolos de la lucha por la supervivencia. La disminución del hielo marino en el Ártico durante los veranos afecta directamente a estos animales, que encuentran dificultades para alimentarse en tierra firme. Un nuevo estudio publicado en Nature Communications destaca los desafíos que enfrentan los aproximadamente 25.000 osos polares restantes en el planeta.

Durante el final de la primavera y principios del verano, los osos polares dependen del hielo marino para cazar focas que están pariendo y destetando crías. Sin embargo, con el derretimiento del hielo, se ven obligados a reducir su actividad para conservar energía. Investigadores, liderados por el biólogo Anthony Pagano del Servicio Geológico de los Estados Unidos, estudiaron a osos polares en la bahía de Hudson occidental, en Canadá, utilizando collares con cámaras y GPS.

El estudio reveló que, en ausencia de hielo marino, los osos polares adoptaron diversas estrategias para alimentarse y conservar energía, incluyendo el consumo de alimentos terrestres como bayas y hierbas. Sin embargo, estas tácticas no impidieron una disminución constante en la masa corporal, con 19 de los 20 osos perdiendo un promedio de 1 kilogramo por día. Según Pagano, el aumento continuo de los periodos sin hielo aumenta el riesgo de inanición, y ninguna estrategia parece suficiente para garantizar la supervivencia de los osos en tierra por un tiempo prolongado.

El estudio desmiente la especulación de que los osos polares podrían adaptarse fácilmente a la caza terrestre y destaca la amenaza de inanición que enfrentan en ausencia de su hábitat natural. Además de las implicaciones para la conservación de los osos polares, este cambio en su comportamiento tiene impactos indirectos en otros ecosistemas árticos, afectando a especies como las aves.

Con la continua disminución del hielo en el Ártico, los osos polares se enfrentan a un futuro incierto, destacando la interconexión entre la crisis climática y la pérdida de biodiversidad. La necesidad de abordar ambos problemas emerge como una prioridad urgente para preservar no solo a los osos polares, sino todo el equilibrio ecológico del Ártico. @mundiario

Comentarios