La NASA detecta la luna más caliente del sistema solar orbitando Júpiter

Amaltea en la órbita de Júpitrer. / RR.SS.
Amaltea en la órbita de Júpitrer. / RR.SS.
La misión Juno capturó imágenes de Amaltea, que sólo tiene 84 kilómetros de radio y las observaciones indican que emite más calor del que recibe del Sol.
La NASA detecta la luna más caliente del sistema solar orbitando Júpiter

La última hazaña de la nave espacial Juno de la NASA ha arrojado una fascinante revelación sobre el mayor planeta del Sistema Solar. Durante su 59º sobrevuelo a Júpiter el pasado 7 de marzo, Juno capturó imágenes detalladas de la diminuta luna joviana Amaltea, destacada como el objeto más rojo y caliente dentro de nuestro sistema estelar.

Amaltea, con su forma peculiar que se asemeja a una papa, carece de la masa necesaria para adoptar una forma esférica, con un radio de tan solo 84 kilómetros. Recorre alrededor de Júpiter dentro de la órbita de Ío, la luna más interna de las cuatro más grandes del planeta, completando una órbita en tan solo 0,498 días terrestres.

Lo más intrigante de Amaltea es su temperatura inusualmente alta, superando cualquier otro objeto conocido en el Sistema Solar. Este fenómeno ha desconcertado a los científicos, quienes sugieren que podría estar relacionado con las corrientes eléctricas inducidas por el poderoso campo magnético de Júpiter o las mareas generadas por su gravedad, ya que emite más calor del que recibe del Sol.

Las imágenes capturadas por Juno también ofrecen una visión detallada de los cinturones de color y las tormentas del gigante gaseoso, incluida su icónica Gran Mancha Roja. Gerald Eichstädt, científico ciudadano, utilizó datos sin procesar del instrumento JunoCam para crear estas imágenes, aplicando técnicas de procesamiento que mejoran su claridad.

Paralelamente, un estudio reciente publicado en la revista Nature reveló un fenómeno intrigante: un movimiento similar a olas en el campo magnético de Júpiter, que ocurre aproximadamente cada cuatro años. Este hallazgo es esencial para comprender la dinámica interna del planeta y el funcionamiento de sus campos magnéticos.

Una de las Lunas de Júpiter, Almatea. / RR.SS.
Una de las Lunas de Júpiter, Almatea. / RR.SS.

Los científicos destacan que los cambios en el campo magnético de Júpiter son cruciales para comprender su estructura interna y los procesos que la afectan. Estudios anteriores ya habían sugerido que los fluidos eléctricos dentro del planeta interactúan con su campo magnético, pero este descubrimiento proporciona una nueva ventana para explorar estos fenómenos.

Este nuevo conocimiento desafía los modelos anteriores y abre nuevas vías de investigación sobre el funcionamiento interno de Júpiter, especialmente en lo que respecta a su hidrógeno metálico. La capacidad de Juno para proporcionar datos precisos y detallados sigue revolucionando nuestra comprensión del gigante gaseoso y su entorno. @mundiario

Comentarios