El mito de las amazonas cobra vida tras el hallazgo de una tumba de guerreras

Amazonas. RR SS.
Amazonas. / RR SS.
Los esqueletos de cuatro mujeres guerreras han sido hallados por investigadores rusos, quienes afirman que formaban parte del pueblo nómada de los escitas.
El mito de las amazonas cobra vida tras el hallazgo de una tumba de guerreras

Si te gusta Wonder Woman -la Mujer Maravilla-, este hallazgo seguramente te interesará. La historia de esta heroína está basada en el mito de las amazonas, un pueblo guerrero conformado únicamente por mujeres. Nunca había logrado comprobarse la existencia de estas mujeres guerreras hasta ahora, que unos esqueletos parecen confirmar que hace siglos existieron mujeres, que a diferencia de muchos otros pueblos antiguos, no eran sumisas, sino que eran perfectamente capaces de defenderse.

Con el paso de los años, los expertos no creen que existan unas mujeres guerreras inmortales tal como ocurre con Wonder Woman, pero si confirman que habían pueblos cuya mujeres eran entrenadas junto a los hombres. Este tipo de hallazgos se han realizado en la península de Anatolia, en este lugar, justo en la desembocadura del río Termodonte es donde los investigadores creen que existió Temiscira, una antigua ciudad griega donde pudieron vivir las amazonas.


Quizá también te interese:

Semidioses, guerras y espíritus ancestrales: estos es lo que nos espera en Wonder Woman 1984


Sin embargo, algunos expertos creen que dicha ciudad estuvo mucho más cerca de lo que hoy conocemos como Kazajistán, el sur de Rusia y Ucrania; justamente donde estaba la frontera entre los griegos y los pueblos escitas, cuya cultura se basaba en el pastoreo nómada y la cría de caballos de monta.

Ahora que hemos explicado un poco de historia antigua, queremos hablar del hallazgo que nos ocupa y que ocurrió hace 30 años. En 1988 una expedición arqueológica en la República de Tuvá halló un entierro único de la temprana Edad de Hierro en el yacimiento de Saryg-Bulun. En dicho lugar se hallaron dos túmulos funerarios que datan del siglo IV antes de Cristo.

Una de las mujeres fue enterrada en posición de montar a caballo. Academia Rusa de Ciencias.

Una de las mujeres fue enterrada en posición de montar a caballo. / Academia Rusa de Ciencias.

 

En el lugar, los expertos rusos se encontraron con siete cuerpos enterrados con múltiples artefactos. Uno de esos cuerpos había sido conservado de forma increíble gracias a la propiedad de la madera y el poco aire. Se había conservado tan bien, que incluso mantenía piel en su rostro.

Lo que inicialmente creyeron que era un niño ahora se ha comprobado que era una niña, de 13 años aproximadamente. Asimismo, en la investigación publicada por la Academia Rusa de las Ciencias señalan que de los otros seis esqueletos, tres eran también mujeres y una de ellas fue enterrada como si estuviera montando un caballo.

Sobre los pueblos escitas, se sabe más o menos poco. Lo que se ha detallado es que cuando los griegos se encontraron con ellos, les sorprendió ver la increíble habilidad de las mujeres para cabalgar y que estuvieran preparadas para cualquier batalla. 

Todo indica que los cuerpos encontrados eran de guerreros. El de la niña, específicamente, contaba con un tocado de cuero pintado con pigmento rojo, un abrigo cosido con piel ceñido con un cinturón de cuero con adornos y hebillas de bronce. Asimismo, fue enterrada con un carcaj de cuero con flechas con los ejes decorados con adornos pintados, picos de batalla perfectamente conservados y un arco. Al menos, otras dos de las mujeres también fueron enterradas con armas y los expertos creen que el resto de cuerpos también, pero es difícil comprobarlo dado que antes de que los arqueólogos dieran con los sepultos, ya estos habían sido saqueados.

Corona que llevaba una de las mujeres. Academia Rusa de Ciencias.

Corona que llevaba una de las mujeres. / Academia Rusa de Ciencias.

 

"Ciertamente podemos decir que estas mujeres eran guerreras que iban a caballo”, dijo Valerii Guliaev, el líder de la expedición en un comunicado. "Estas diademas se han encontrado en poco más de dos docenas de lugares y todos estaban en el tzar, túmulos no muy ricos de la zona esteparia de Escitia. Pero esta es la primera vez que lo encontramos en el entierro una amazona”.

Las cuatro mujeres enterradas tenían diferentes edades. Una de ellas contaba con edades entre los 20 y los 29 años y otra entre los 25 y los 35 años. Luego estaba la niña de 13 años y finalmente una mujer de 45 a 50 años, que estaba enterrada con una corona de oro y una daga.

Guliaev y su equipo describen los hallazgos como: “Mujeres guerreras que protegían sus viviendas mientras los hombres acudían a la guerra durante largo tiempo”, y concluye que las amazonas "son un fenómeno escita y, en la última década, nuestra expedición ha descubierto aproximadamente 11 entierros de mujeres jóvenes armadas. Todos los rituales de sepultura que generalmente se hicieron para los hombres se realizaron también para ellas. Esta es la primera vez, sin embargo, que nos topamos cuatro amazonas de edades tan diferentes”. @mundiario

El mito de las amazonas cobra vida tras el hallazgo de una tumba de guerreras
Comentarios