La misión lunar Artemis 1 ultimará detalles antes de su gran lanzamiento

Cohete SLS del programa lunar Artemis en la plataforma de despegue 39B. / NASA
Cohete SLS del programa lunar Artemis en la plataforma de despegue 39B. / NASA
Está previsto que este fin de semana culmine el traslado del cohete espacial al Edificio de Ensamblaje de Vehículos de la NASA, para prepararse para el despegue.
La misión lunar Artemis 1 ultimará detalles antes de su gran lanzamiento

La NASA avanza en su intención de llevar a la humanidad a la Luna y más allá. En Cabo Cañaveral, Florida, está previsto que el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS por sus siglas en inglés), un poderoso cohete que hace parte del histórico programa Artemis, pase a la sala de refacciones para ultimar sus detalles finales, en aras de dejarlo rechinando de limpio para su despegue, a finales de agosto.

Este enorme cohete espacial abandonará la plataforma de lanzamiento 39B, en el Centro Espacial Kennedy de la NASA, con destino al Edificio de Ensamblaje de Vehículos (VAB por sus siglas en inglés), para hacer unas pequeñas refacciones que deberían dejar esta nave completamente lista para el lanzamiento de la primera etapa del proyecto, la misión Artemis 1.

Esta fase se trata apenas del primer paso del gigantesco y ambicioso proyecto que se ha planteado la agencia espacial estadounidense: llevar a la primera mujer y a la primera persona de color a la Luna. La misión Artemis 1 será la prueba de fuego para el tándem del SLS y la cápsula Orión, que se encargarán en las dos misiones posteriores (Artemis 2 y 3), llevar humanos a bordo más allá de la órbita baja terrestre y llegar a nuestro satélite, un evento no repetido desde el Apolo 17 en 1972.

El traslado del cohete ha sido pospuesto hasta en tres ocasiones para el mismo día. Las horas de partida se han estado corriendo por diversos motivos, pero por lo visto, si no suceden mayores imprevistos, el transporte de este coloso cohete comenzará alrededor de las 11 de la noche, hora local, y durará entre ocho y 12 horas, culminando este sábado.

Ha sido pospuesto tres veces ya

El SLS estaba previsto para ser transportado a lo largo del camino Crawlerway, una ruta de asfalto construida en 1964, diseñada exclusivamente para aguantar el peso de las naves que van a ser llevadas a las plataformas de lanzamiento 39A y 39B. La carretera conecta el VAB con el Complejo de Lanzamiento 39, con una longitud de 5.5 y 6.8 kilómetros hasta ambas plataformas de despegue.

Se suponía que el viaje del cohete hacia el recinto de ensamblaje comenzaría a medianoche del viernes, pero los pronósticos sugerían un mal clima, por lo que tuvo que aplazarse. En la tarde del 30 de junio se explicó que el traslado ocurriría a las seis, pero también tuvo que postergarse por “complicaciones” encontradas en la Crawlerway.

Aparentemente la inclinación de la vía no había concordado adecuadamente con la distribución de las rocas ribereñas de Tennessee que componen el camino, algo que según la NASA es “crucial” para que la ruta pueda sostener el peso de cohete.

Ensayo aprobado, pero con pegas

El SLS había pasado hace apenas unas semanas el conocido como “ensayo general húmedo”, la última prueba de fuego que debía pasar el cohete para que su despegue tuviera luz verde, que le tocó repetir después de fallos en la carga de combustible. En su segundo intento simulando su lanzamiento, se presentó una fuga de hidrógeno que se trató de arreglar en el momento.

Los ingenieros de la NASA consiguieron pausar la filtración después de tres horas, no supuso mayor problema y su origen ha sido identificado, por lo que el SLS aprobó sin mayores pegas y ha sido ordenado su envío a la VAB para afinar sus últimas cuestiones, prevenir las fugas y prepararse para ser lanzado a finales del verano. @mundiario

La misión lunar Artemis 1 ultimará detalles antes de su gran lanzamiento
Comentarios