La mayoría de profesionales en selección de personal no serían aceptados por la Inteligencia Artificial

Inteligencia Artificial seleccionando a candidata. / RRSS
Inteligencia Artificial seleccionando a candidata. / RRSS
La Inteligencia Artificial, basada en la tecnología algorítmica ADNe® (ADN emocional), es la primera RPAS (Robotic Process Automation Software) que se encarga de realizar todos los procesos en la selección de personal y reclutamiento de forma totalmente autónoma.
La mayoría de profesionales en selección de personal no serían aceptados por la Inteligencia Artificial
Llevábamos tiempo debatiendo si la tecnología aplicada a la selección de personal es capaz de superar a los reclutadores humanos en lo referente a coste, objetividad, tiempo y precisión. Actualmente podemos decir que no hay debate.

Hasta ahora, casi todos los directivos mencionaban los avances en Inteligencia Artificial (IA), su tímida incursión en su quehacer cotidiano y sobre todo, comentaban como colofón a su discurso que “la presencia humana en el reclutamiento siempre será necesaria y esencial”.

Lo cierto es que cuando nos referimos a la IA estamos mezclando diferentes aplicaciones y diversas tecnologías. Por ejemplo, los software que discriminan semánticamente, los filtros tipo Excel, los test psicotécnicos de los años 1920/50 "tuneados”, robots de aspecto humanoide, grabaciones en videoconferencia, etc…

El caso es que hemos investigado al respecto y nos hemos encontrado de todo, pero prácticamente en la totalidad de los casos se trata de procesos mixtos donde no se utiliza Inteligencia Artificial como tal, sino diferentes aplicaciones con el objetivo de disminuir la carga de trabajo de los reclutadores humanos en los cribados pero no en la toma de decisiones. De hecho, este concepto en concreto es el que marca la diferencia: ¿Quién toma la decisión?

Según diferentes publicaciones, existen 3 robots que transmiten una gran confiabilidad. Se trata de humanoides como Vera (Rusia), Sophía (USA) y la RPAs basada en la neurotecnología algorítmica ADNe® que replica el modelo sináptico de las personas, Elenius (España).

ELENIUS The Recruiter ha aprendido a generar códigos de cargos a cubrir en base al análisis de las necesidades de la empresa, de las funciones a desempeñar, de los valores corporativos, del ambiente donde se va a desenvolver y en su caso, de los comportamientos de los compañeros con quien va a trabajar el candidato, ponderando al máximo sus características emocionales. Esto hace que podamos establecer parámetros muy precisos sobre aquello que las personas serán capaces de hacer y no tanto sobre lo que ya han hecho.

El algoritmo utilizado es tan ágil que Elenius es capaz de secuenciar más de 36.900 millones de datos sobre el comportamiento emocional de cada candidato, ofreciendo la máxima rentabilidad a las empresas al reducir el tiempo necesario para un reclutamiento a segundos. Así mismo, no solo marca una clara ventaja por el lógico ahorro en el departamento de RRHH sino también por la precisión con la que recluta, eliminando en gran medida los periodos de prueba.

Lejos de realizar filtros discriminadores sobre los curriculums o mostrar interminables listados con ofertas de empleo donde los candidatos pueden aplicar, ELENIUS The Recruiter realiza un ranking de los candidatos más adecuados para cubrir las vacantes que las empresas proponen, sin intervención humana alguna.

Son muchas las empresas en las que sus procesos de selección están siendo parametrizados con este innovador algoritmo, ya que ELENIUS trabaja con suma discreción, ayudando a los profesionales RRHH a hacer su trabajo de forma más eficiente o sustituyendo a las personas que realizan estas tareas para que puedan desempeñar otras actividades, tales como orientación profesional, planes de formación, etc… en las cuales ELENIUS también ofrece una información de gran valor cuantitativo y cualitativo.

Parece ser que en cuestión de Inteligencia Artificial también las hay más o menos inteligentes… más o menos evolucionadas. @mundiario

La mayoría de profesionales en selección de personal no serían aceptados por la Inteligencia Artificial
Comentarios