El James Webb explica el caos en la galaxia Rueda de Carro

Galaxia Cartwheel tomada por el James Webb. / NASA
Galaxia Cartwheel tomada por el James Webb. / NASA

Las imágenes tomadas por el mayor telescopio espacial que haya sido lanzado demuestran cómo la colisión de esta galaxia espiral provoca la expansión de sus anillos al cosmos.

El James Webb explica el caos en la galaxia Rueda de Carro

El telescopio espacial James Webb ha sido testigo del caos en el que está sumida la galaxia Cartwheel, un extraño grupo de estrellas que se expande cada vez más a unos 500 millones de años luz de la Tierra. Las imágenes tomadas por el observatorio “no tienen precedentes”, toda vez que examinara a fondo la estructura del desorden a niveles cósmicos.

Ubicada en la constelación Sculptor, la también conocida como galaxia Rueda de Carro es un espectáculo de suma rareza. Obtiene su nombre a raíz de su forma, y es que parece propiamente una rueda de un carro, pero no siempre fue así, se cree que derivó de la colisión a altas velocidades de una galaxia espiral y de otra más pequeña, que no es visible en las imágenes del Webb, dando como resultado esta abrumadora cantidad de material espacial que se expande por el cosmos.

El Webb ha capturado dos imágenes con el par de instrumentos estrella que lleva a bordo. En las instantáneas capturadas puede divisarse la Cartwheel junto a otras dos galaxias coprotagonistas más pequeñas, sobre un gran telón oscuro con decenas de galaxias a sus espaldas.

Aparte de lo asombroso de las fotos, su objetivo fue el de demostrar los dramáticos cambios que ha generado la colisión galáctica, un fenómeno estelar que siempre causa modificaciones en todas las escalas. La NASA y sus socios, entre ellos la Agencia Espacial Europea (ESA) han determinado gracias al Webb que el frenético choque de galaxias ha afectado su forma y su estructura, convirtiéndola en una “galaxia anular”.

Los anillos se expanden hacia el cosmos

Cartwheel tiene dos anillos: uno interior muy brillante y otro colorido circundante. Ambos se expanden desde el centro de la galaxia hasta el cosmos, como “un estanque después de arrojar una piedra”, tratándose de una estructura extremadamente peculiar y distinta, teniendo en cuenta de que era una galaxia espiral como la nuestra, la Vía Láctea.

El núcleo de la galaxia almacena una enorme cantidad de polvo caliente, mientras que en sus puntos que se ven más brillantes son el hogar de una infinidad de estrellas jóvenes en gigantescos cúmulos estelares. La NASA ha descrito que en el anillo exterior es lo opuesto, que hay estrellas en plena formación y explosiones estelares conocidas como supernovas.

El anillo exterior ha estado expandiéndose por 440 millones de años, y a medida que crece va chocando con el gas adyacente, provocando el nacimiento de nuevos astros.

¿Qué significan las imágenes del James Webb?

La NASA ha difundido una serie de imágenes de la Cartwheel, siendo dos de ellas tomadas por los dos instrumentos que son capaces de observar la luz infrarroja en el espectro, y la otra una versión compaginando ambas instantáneas. La cámara de infrarrojo cercano (NIRCam) abarca las escalas mínimas del infrarrojo, con las que pueden divisarse más estrellas que con la luz visible, pues es capaz de ver fijamente las estrellas jóvenes que normalmente estarían oscurecidas por el polvo y el gas que las rodea durante su formación.

Los puntos azules en las imágenes representan estrellas individuales o focos donde se forman estrellas. También arroja información acerca de la distribución de estrellas más viejas en el núcleo con una mayor densidad de polvo y la población de astros más jóvenes que nacen en el exterior con el polvo de una forma grumosa.

Galaxia Cartwheel tomada por la NIRCam del James Webb. / NASA
Galaxia Cartwheel tomada por la NIRCam del James Webb. / NASA

Para aprender más detalles, se empleó el instrumento de infrarrojo medio (MIRI) que otorgó los datos coloreados en rojo, con los que revela los compuestos químicos de la galaxia tales como regiones ricas en hidrocarburos y en polvo de silicato, una clase de mineral que integran las rocas en nuestro planeta.

Además, divisó los “radios” en forma de espiral que simulan el esqueleto de la Cartwheel, que ya habían sido observados en 2018 gracias al telescopio Hubble, el antecesor del Webb, con el que se ven mucho más nítidas. @mundiario

El James Webb explica el caos en la galaxia Rueda de Carro
Comentarios