El James Webb demuestra varias explicaciones para la formación planetaria

Planetas cerca de una estrella. / RR SS.
Planetas cerca de una estrella. / RR SS.
Los planetas rocosos, como la Tierra, tienen más probabilidades de formarse alrededor de estrellas de muy baja masa.
El James Webb demuestra varias explicaciones para la formación planetaria

Un equipo internacional de astrónomos, con participación española, ha utilizado el Telescopio Espacial James Webb para investigar el disco de gas y polvo que rodea a una estrella joven y de muy baja masa situada a 600 años luz de la Tierra. Los resultados, publicados en la revista Science, revelan nuevas formas de formación planetaria, demostrando que el sistema solar no es el único modelo existente. Este estudio ha encontrado una gran cantidad de moléculas que contienen carbono, incluyendo la primera detección extrasolar de etano.

La formación de planetas ocurre en discos de gas y polvo que orbitan alrededor de estrellas jóvenes. Los planetas rocosos, como la Tierra, tienen más probabilidades de formarse alrededor de estrellas de muy baja masa. Estas estrellas, que son pequeñas, frías (menos de 4.000 grados centígrados) y de color rojizo, son las más comunes en nuestra galaxia. Sin embargo, se sabe poco sobre la química que permite su formación debido a la dificultad de estudiar estos discos, que son más pequeños y tenues que los que rodean a estrellas de mayor masa.

El equipo utilizó el Instrumento de Infrarrojo Medio (MIRI) del Telescopio Webb para estudiar una estrella de entre uno y dos millones de años con una masa de apenas el 11 % de la del Sol. Las observaciones revelaron la química de hidrocarburos más rica encontrada hasta la fecha en un disco protoplanetario, identificando trece moléculas diferentes que contienen carbono. Entre ellas se encuentran etano (C2H6), etileno (C2H4), propino (C3H4) y el radical metilo (CH3).

Los resultados tienen importantes implicaciones para la química del disco interior y los planetas que podrían formarse en esa región. El descubrimiento de que el gas en el disco es rico en carbono sugiere que los materiales sólidos formadores de planetas podrían ser pobres en carbono. Este escenario es diferente al de los discos alrededor de estrellas similares al Sol, donde predominan las moléculas portadoras de oxígeno, como el agua y el dióxido de carbono. Según Inga Kamp, miembro del equipo de la Universidad de Groningen, estos hallazgos indican una clase única de objetos en el universo.

Detecciones moleculares inéditas

El equipo destaca la capacidad del Telescopio Webb para detectar y cuantificar moléculas conocidas en la Tierra, como el benceno, en objetos a más de 600 años luz de distancia. Aditya Arabhavi, de la Universidad de Groningen, señala que estas moléculas ya se han detectado en cometas del sistema solar, y ahora se observa su diversidad y abundancia en discos protoplanetarios, lo que sugiere un entorno de formación planetaria muy diferente al que se imaginaba.

El equipo científico planea ampliar su estudio a una muestra mayor de discos alrededor de estrellas de muy baja masa para comprender mejor la frecuencia y naturaleza de estas regiones ricas en carbono. Thomas Henning, del Instituto Max-Planck de Astronomía en Alemania, destaca que varias características de los datos de Webb aún no están identificadas, por lo que se requiere más espectroscopía para interpretar completamente las observaciones.

David Barrado, del Centro de Astrobiología INTA-CSIC, subraya que el sistema solar no es representativo de la diversidad de sistemas planetarios en el universo. Estos hallazgos sugieren que la Tierra podría no ser un típico planeta terrestre, lo cual tiene importantes implicaciones para la búsqueda de vida fuera de nuestro planeta. Los resultados pueden ayudar a futuras misiones, como la europea Plato, que se lanzará en dos años, a localizar sistemas planetarios análogos al nuestro.

Estos descubrimientos del Telescopio Espacial James Webb no solo amplían nuestro conocimiento sobre la formación planetaria, sino que también desafían nuestras ideas preconcebidas sobre los sistemas planetarios y la búsqueda de vida en el universo. @mundiario

Comentarios