Jakapil kaniukura, un extraño dinosaurio acorazado y único en su tipo

Dinosaurio acorazado, Jakapil kaniukura. / Gabriel Díaz y Mauricio Álvarez
Dinosaurio acorazado, Jakapil kaniukura. / Gabriel Díaz y Mauricio Álvarez

Una desconcertante nueva especie de dinosaurio que andaba en dos patas ha sido descubierta en la Patagonia argentina, cuando era un desierto hace 100 millones de años.

Jakapil kaniukura, un extraño dinosaurio acorazado y único en su tipo

Paleontólogos argentinos y españoles han dado en el clavo con un nuevo descubrimiento que reescribe la prehistoria de Suramérica. El cono sur es famoso y prestigioso por ofrecer de los mejores fósiles del planeta, con especies nuevas y gigantes, que son bastante particulares para el resto del mundo.

En el desierto de Kokorkom, una formación de hace 100 millones de años que dio paso a la actual parte septentrional de la Patagonia argentina, vivía un pequeño y escurridizo dinosaurio, un animal que andaba en dos patas y tenía vastas placas con las que se protegía de los demás. Se trata del primer dinosaurio bípedo acorazado de la región, y el primer tireóforo, como los estegosaurios y los anquilosaurios, que es hallado en esta parte austral del planeta.

Ha sido bautizado como Jakapil kaniukura, presentado oficialmente a la comunidad científica y el mundo a través de la publicación de su hallazgo en la revista Scientific Reports. Sus restos se han estado encontrando poco a poco en la última década en el “Área Paleontológica de La Buitrera”, en la provincia de Río Negro.

El paleontólogo principal de esta investigación, Sebastián Apesteguía, contó con la colaboración de su colega argentino Facundo Riguetti y con el español Xabier Pereda-Suberbiola del Departamento de Geología, Facultad de Ciencia y Tecnología en la Universidad del País Vasco. Los tres, junto a otros compañeros, describieron a este nuevo dinosaurio como un herbívoro bípedo blindado hasta los dientes, los cuales tienen forma de hoja, como las iguanas actuales.

El origen de su peculiar nombre se debe a que los investigadores quisieron realzar las culturas indígenas de la Patagonia, con términos mapuche-puelche. “Ja-Kapïl” significa “portador de escudos” y “kaniukura” quiere decir “cresta de piedra”.

Un dinosaurio único para su época

Este nuevo dinosaurio pertenece al suborden de los tireóforos, conocidos por ser acorazados como otros populares, como el estegosaurio con sus grandes crestas sobre la espalda y cola puntiaguda, o el anquilosaurio protegido por varias placas sobre su cuerpo y una cola con forma de garrote. Pero quizás se parezca físicamente más al Scutellosaurus lawleri, un tireóforo pequeño y que andaba en dos patas que vivió hace unos 196 millones de años en Norteamérica.

El Jakapil era pequeño, medía 1,5 metros de largo y pesaba entre 4 y 7 kilos. Los científicos lo comparan con la altura y peso de un gato promedio. Estaba bien protegido gracias a su armadura ósea, formada por placas en forma de discos asociadas a la dermis de su piel, que se extendía desde su cuello, pasaba por su espalda y llegaba hasta la cola.

Vivió en el desierto que solía ser la actual Patagonia hace unos 100 millones de años, lo que lo ubica en el periodo Cretácico, una particularidad debido a que su apariencia primitiva sugiere que debó haber vivido hace más tiempo, como el Scutellosaurus en el Jurásico.

Actualmente se cree que los tireóforos eran más pequeños y bípedos en sus orígenes, pero conforme fueron evolucionaron se hicieron cuadrúpedos más pesados, por lo que desconcierta que este dinosaurio argentino haya sido de esta manera cuando el bloque continental de Gondwana dio paso a Suramérica, África, Australia, Zelandia, la península indostánica, la isla de Madagascar y la Antártida. @mundiario

Jakapil kaniukura, un extraño dinosaurio acorazado y único en su tipo
Comentarios