Israel ofrece una pulsera electrónica para evitar el confinamiento

Dispositivos creados por SuperCom
Dispositivos creados por SuperCom. / SuperCom.
Los ciudadanos que ingresen al país tendrán la posibilidad de hacer uso de un dispositivo para evitar el aislamiento en un hotel, pero el debate continúa abierto.
Israel ofrece una pulsera electrónica para evitar el confinamiento

Los pocos pasajeros a los que se les posibilitó ingresar a Israel fueron puestos automáticamente en cuarentena, bajo la vigilancia del ejército en lo que se llama un “Hotel Corona”. Actualmente, el país ha restablecido gran parte de su vida normal después del confinamiento por la pandemia y además ha puesto en marcha una prueba piloto para eliminar los días de aislamiento obligatorio en sitios designados por el Gobierno.

En el aeropuerto Ben-Gurion de Tel Aviv, el gobierno de Benjamin Netanyahu está ensayando el uso de pulseras electrónicas para las viajeros internacionales. Así, a través de este sistema mantendrán monitorizado a los viajeros a distancia. Sin embargo, se encuentra en fase experimental.

Ante la pandemia, la tecnología también ha surgido y es así como Israel comienza a demostrar otros medios de vigilancia para aquellos que deban permanecer en confinamiento. Recordemos que la nación lidera con diferencia la vacunación per cápita a nivel mundial, debido a que la mitad de su población ya ha sido vacunada. El "pase verde" israelí devuelve algo más de vida a la población vacunada. El gobierno busca sumar la pulsera electrónica para proteger el plan de inmunización que otorgan las vacunas.

¿Cómo funciona? 

El sistema establece una metodología simple para el uso del Sars-Cov-2, porque prevé que una persona que haya estado fuera de Israel, al ingresar al país debe ser derivada a un hotel en cuarentena, aislarse y ser monitoreada su salud. No obstante, los pasajeros en los últimos días pueden optar por regresar a sus casas con la condición de que acepten este brazalete.

Se conoció que el mecanismo de otorgamiento el brazalete consta de la entrega del pasaporte para registrar los datos de la persona y una tarjeta de crédito como garantía de depósito del dispositivo. Una vez realizado este trámite, y descargada una aplicación móvil, se puede hacer la cuarentena en un domicilio particular.

Ligero y ergonómico

El brazalete está caracterizado porque es muy ligero, ergonómico e impermeable, va acompañado de un smartphone seguro y otro dispositivo con una pegatina que hay que adherir en la pared. En este sentido, cada individuo va a su casa y su dirección se identifica con el teléfono que lleva un sistema GPS. Una vez pegado el sticker en una pared del lugar indicado a las autoridades, a partir de ese momento comienza la cuarentena. Siempre que la pulsera esté cerca de la pegatina, no se envía ninguna alerta al sistema.

A pesar de la propuesta como opción, los comentarios negativos no han parado de llegar, debido a que juzgan el hecho de que exista una “cibervigilancia” sobre los ciudadanos que abandonan sus hogares, debido a que una vez sucede esto, la alarma llega de inmediato a la policía.

La vigilancia activa el debate legal y la justicia ha pedido a las autoridades limitar el rastreo de personas infectadas con Covid-19, luego de que el gobierno haya involucrado a los servicios de seguridad interna.

Ordan Trabelsi, presidente y CEO de SuperCom empresa que creó el brazalete, manifestó que “el Gobierno no está obligando a nadie a usar esta tecnología. Si alguien tiene miedo simplemente puede quedarse en el hotel”. Asimismo, sentenció que “La privacidad es una preocupación válida, y entiendo por qué la gente podría estar preguntando”. @mundiario

Israel ofrece una pulsera electrónica para evitar el confinamiento
Comentarios