Los incendios y el deshielo

Incendio en el Amazonas. Twitter
Incendio en el Amazonas. / Twitter.
Los incendios del año pasado han contribuido directamente al derretimiento de los glaciares andinos. Cuando arde allá en la Amazona, se derrite aquí en la Cordillera de los Andes.
Los incendios y el deshielo

¿Qué pasó con los incendios de la Amazonía 2019? Además de la masacre de la biodiversidad, los efectos se han hecho sentir en otros lugares. El inmenso humo de los incendios del año pasado se ha podido ver a kilómetros de distancia. Contiene dióxido de carbono, monóxido de carbono y otras partículas de carbono negro, y tienen su efecto. Esta absurda cantidad de humo no solo causa problemas de salud y contribuye al calentamiento global, sino que también contribuye directamente al derretimiento de los glaciares andinos. Cuando arde allá en la Amazona, se derrite aquí en la Cordillera de los Andes.

Si para Groenlandia son principalmente las industrias europeas y norteamericanas las que provocan su derretimiento, las partículas de carbón que cubren los Andes, sin embargo, provienen en gran parte de los incendios. Al igual que ocurre con las industrias, los efectos negativos de los incendios son múltiples.

Para Newton de Magalhães Neto, investigador de la Universidad Estatal de Río de Janeiro en Brasil, quien dirigió un estudio científico sobre el tema que fue publicado en la revista Scientific Reports, "la deforestación y los incendios en la Amazonia, que ocurren principalmente en Brasil, Bolivia y Perú, no pueden ser considerados simplemente como un problema regional.” Se trata de un problema continental y global. Usando una simulación por computadora de cómo las partículas se mueven a través de la atmósfera, llamada HYSPLIT, el equipo pudo mostrar cómo el carbono negro del Amazona (producido por los incendios) terminan siendo transportado por vientos hacia los Andes. Las partículas caen como una niebla invisible sobre los glaciares. En total, los científicos encontraron que los incendios del Amazonas en 2010 causaron un aumento del 4,5% en la escorrentía de agua del glaciar Zongo en Bolivia.

Los glaciares padecieron bastante en 2019 ya que los incendios en la Amazonía (principalmente Brasil, Bolivia, Perú) nunca habían sido tan intensos que este año. Como dice el investigador Newton de Magalhães Neto: los efectos de los incendios no solo son regionales. En un año la quema de bosques y pastizales de América del Sur libera 800.000 toneladas de carbono negro a la atmósfera. Debemos saber que todas las toneladas de partículas oscuras transportadas por el viento pueden depositarse a más de 5.000 metros sobre el nivel del mar. Por eso existe un efecto domino en la destrucción a través del derretimiento del hielo, la contaminación y calentamiento climático.

No olvidemos que los Andes albergan más del 95% de los glaciares tropicales del mundo y en algunos países, como Perú y Colombia, los glaciares son una fuente esencial de agua potable, energía hidroeléctrica y agricultura. Las consecuencias pueden ser dramáticas. En algunas ciudades, incluida Huaraz en Perú, más del 85% del agua potable proviene de los glaciares en tiempos de sequía. Matthew Harris, de Global Research, explica que “los glaciares andinos se han retirado rápidamente durante los últimos 50 años, incluidos los glaciares tropicales de los Andes venezolanos.”
 

Los incendios, un factor en el derretimiento del hielo y el cambio climático

Es fundamental vincular los incendios al deshielo, aunque es importante tener una visión plural del fenómeno, que depende de varios factores. Humboldt es uno de los primeros en el mundo científico en establecer una relación entre los servicios de un ecosistema forestal y el sistema climático en general. En 1925, y nuevamente en la década de 1990 con Schubert, “los científicos relacionaron la contaminación humana en la ciudad venezolana de Mérida con su posible impacto en los glaciares cercanos”, que han retrocedido durante los últimos cien o doscientos años desde la advertencia de Humboldt.

Hoy el glaciar Humboldt de Mérida, Venezuela -y en general los de la Cordillera de los Andes- se está derritiendo a un ritmo acelerado en un contexto de cambio climático, excesivo tráfico e incendios devastadores. @mundiario

Los incendios y el deshielo
Comentarios