Buscar

MUNDIARIO

El futuro es hoy: Tel Aviv apuesta por las calles recargables

La ciudad israelí será la primera en el mundo en desplegar una infraestructura eléctrica bajo el asfalto de las calles. ¿El objetivo? Recargar los vehículos eléctricos que transitan para causar un menor impacto ambiental.

El futuro es hoy: Tel Aviv apuesta por las calles recargables
Calles recargables en Tel Aviv. / Mundiario.
Calles recargables en Tel Aviv. / Mundiario.

Tel Aviv planea convertirse en la primera ciudad del mundo con calles recargables. El ayuntamiento de la ciudad israelí ha confirmado que pondrá en marcha un proyecto piloto para desplegar una infraestructura eléctrica bajo el asfalto de sus calles. ¿El objetivo? Sencillo: recargar los vehículos eléctricos que transitan para disminuir el impacto ambiental.

La compañía responsable del proyecto ha detallado que la tecnología de vías eléctricas está basada en bobinas de cobre colocadas bajo el asfalto, que transfieren la energía de la red eléctrica a la vía y, a su vez, gestionan la comunicación con vehículos que se aproximan. La otra parte del funcionamiento recae sobre los receptores instalados en el suelo de los vehículos: son los responsables de transmitir la energía directamente al motor y a la batería mientras están en movimiento.

"Es un paso muy importante en la implementación de tecnología de vías públicas y es una alegría que la primera calle electrificada se establezca en Tel Aviv, que es una ciudad líder en innovación y transporte inteligente", ha dicho Oren Ezer, gerente de ElectReon, la firma inventora del sistema.


Quizás también te interese: ​

Científicos crean una piel electrónica capaz de recrear el sentido del tacto

Este es el chip que se pretende implantar en el cerebro humano


 

El piloto será testeado inicialmente con autobuses públicos: los automóviles cargarán en una ruta de dos kilómetros que incluye 600 metros de carretera eléctrica, entre la estación de tren de la Universidad de Tel Aviv y la terminal Klatzkin en la ciudad contigua Ramat Aviv.

Las pruebas durarán dos meses y, si todo marcha según lo previsto, las autoridades de Tel Aviv planean ampliar esta tecnología futurista a vehículos privados y camiones en los siguientes años.

"Trabajamos constantemente para reducir la contaminación del aire en la ciudad, y nuestro plan de acción estratégico frente al cambio climático ha colocado la lucha contra la contaminación en la cima de nuestras prioridades ambientales", ha subrayado el alcalde de la ciudad, Ron Huldai, por medio de un comunicado. @mundiario