Evita el rastreo por internet con una VPN

VPN Surfshark. / Dan Nelson en Pexels
VPN Surfshark. / Dan Nelson en Pexels

Estas redes privadas virtuales se saltan la censura, cifran tus comunicaciones y te mantienen a salvo de virus.

Evita el rastreo por internet con una VPN

Las conexiones VPN han llegado para quedarse y a pesar de que no es algo nuevo, es en estos momentos cuando más interés está generando entre el gran público. El principal motivo: resguardar la privacidad del usuario.

Las VPN son una red privada virtual (Virtual Private Network) que permite conectar distintos dispositivos (ordenador, móvil, videoconsola, tablet, etc.) a través de una red local ubicada en el propio Internet. Sin una VPN dichos dispositivos se conectan normalmente al router o módem que haya en el hogar o al que llevan incluido los móviles. Por tanto, si nos conectamos a nuestro servicio de Internet mediante una VPN, enmascaramos nuestra dirección IP y región, protegiendo de esta manera nuestra intimidad.

De manera más concreta, esto es lo que este tipo de redes como la VPN Surfshark puede hacer por ti:

> Evita los intentos de malware o phishing, y bloquea los molestos anuncios y rastreadores que te siguen en Internet.

> Permite que determinadas aplicaciones y sitios web ignoren la conexión a la VPN. ¿Por qué esto es bueno? Porque permite que podamos conectarnos a los servicios bancarios o las impresoras de red.

> La VPN de Surfshark cuenta con un sistema llamado Kill Switch especialmente relevante para aquellos que manejan información importante o sensible. El Kill Switch desactiva la conexión a Internet si se interrumpe la conexión a la VPN, con lo que mantiene tus datos protegidos en todo momento.

Una VPN competente permite disponer de ella tanto en Windows como en iOS, incluso en Linux, además de poder usarla en cualquier dispositivo. Algunas VPN gratuitas tienen limitaciones en este tipo de prestaciones, de ahí que todos los expertos apunten a que lo más sensato para, realmente proteger nuestra identidad, sea adquirir una VPN de pago. Además, la no gratuitas garantizan una verdadera ausencia de registros, es decir, que no saben, ni les interesa saber, lo que haces in Internet cuando usas su VPN. En las gratuitas esto no suele ser así… por algo son gratuitas.

¿Necesito una VPN?

Si bien hace pocos años las VPN se usaban, sobre todo, en entornos empresariales, como indicábamos al inicio, cada vez es más frecuente que personas individuales hagan uso de ellas. Primero, porque el teletrabajo se ha introducido en muchos hogares y ya no solo se usa el ordenador u otros dispositivos para el ocio, sino que se maneja información sensible en ordenadores personales.

Segundo, una VPN evita la censura y nos guste o no, actualmente desde cualquier país, incluso los europeos, hay censura para acceder a ciertas webs. Con una VPN, al falsear la ubicación real de nuestra IP, podemos acceder a un medio, por ejemplo ruso, que haya sido censurado en nuestro país. O, el ejemplo más recurrente lo tenemos en China donde unas 3.000 webs están censuradas, incluyendo Facebook. Con una VPN no habría problema para conectarse a ellas.

Contar con una VPN en el móvil asegura también que si nos conectamos a una red wifi pública todo lo que hagamos durante esa conexión (acceder a nuestra cuenta bancaria, mantener conversaciones que queremos que sean privadas, etc.) permanezca cifrado y, por tanto, seguro.

Proteger nuestros datos virtuales de miradas extrañas y hostiles nunca fue tan posible. @mundiario

 

Evita el rastreo por internet con una VPN
Comentarios