Europa investiga a Meta por los posibles efectos negativos de Facebook e Instagram en la salud

Meta. / RR SS.
Meta. / RR SS.
Bruselas ha iniciado una investigación formal contra Meta, la empresa matriz de Facebook e Instagram, para evaluar si ha infringido la Ley de Servicios Digitales (DSA) al no proteger adecuadamente a los usuarios menores de edad.
Europa investiga a Meta por los posibles efectos negativos de Facebook e Instagram en la salud

La Comisión Europea ha dado inicio a un procedimiento formal para determinar si Meta ha incumplido las disposiciones de la Ley de Servicios Digitales (DSA) en lo que respecta a la protección de los usuarios menores de edad. La preocupación principal radica en la posibilidad de que las plataformas de Facebook e Instagram, propiedad de Meta, puedan fomentar comportamientos adictivos y efectos negativos en la salud física y mental de los niños.

Thierry Breton, Comisario Europeo de Mercado Interior, expresó su inquietud sobre el posible impacto adverso de los algoritmos de Meta en los jóvenes europeos, advirtiendo sobre la posibilidad de que estimulen adicciones y generen lo que se conoce como efectos de "madriguera de conejo", validando como reales montajes y bulos que circulan en las redes sociales.

En respuesta a estas preocupaciones, Meta ha afirmado su compromiso con la seguridad de los jóvenes en línea, destacando el desarrollo de más de 50 herramientas y políticas diseñadas para protegerlos. Sin embargo, la Comisión Europea ha decidido abrir el procedimiento de evaluación tras un análisis preliminar del informe de evaluación de riesgos enviado por Meta y las respuestas proporcionadas por la compañía a las solicitudes formales de información.

Bruselas sospecha que el diseño mismo de Facebook e Instagram podría aprovechar las debilidades y la inexperiencia de los menores para provocar comportamientos adictivos. Además, se cuestiona si Meta cuenta con herramientas adecuadas de verificación de edad, las cuales podrían no ser razonables, proporcionadas y eficaces.

Por otro lado, la Comisión Europea quiere garantizar que las plataformas de Meta garanticen un alto nivel de privacidad, seguridad y protección de los menores, especialmente en lo que respecta a la salud mental de los mismos.

Las investigaciones contra Meta llegan en un momento en que la empresa enfrenta una creciente presión tanto en Europa como en Estados Unidos. Las preocupaciones sobre los posibles efectos perjudiciales de Facebook e Instagram en los menores se han intensificado tras las revelaciones de ex empleados sobre el conocimiento interno de la compañía sobre estos problemas.

Meta también enfrenta una serie de demandas en Estados Unidos relacionadas con el presunto aprovechamiento de los menores para obtener ganancias comerciales. Este escrutinio tanto en Europa como en Estados Unidos podría resultar en cambios significativos en la forma en que operan las redes sociales de la empresa.

La investigación de la Comisión Europea se suma a otro procedimiento abierto el mes pasado por falta de control en los contenidos políticos y publicidad engañosa en las plataformas de Meta. Bruselas ha instado a las grandes empresas tecnológicas a extremar las precauciones para evitar la difusión de desinformación e injerencias extranjeras en los procesos electorales. @mundiario

Comentarios