Un estudio revela que los perros ya existían en la Edad de Hielo

Perros. / Unsplash
Perros. / Unsplash

La investigación ha confirmado que hace unos 11.000 años, antes de que los humanos lograran amaestrar cualquier otro animal, cinco razas de perros con distintos orígenes genéticos comenzaron a mezclarse para crear las especies actuales.  

Un estudio revela que los perros ya existían en la Edad de Hielo

Un estudio reciente ofrece un dato inédito sobre el famoso mejor amigo del hombre: los perros ya existían en la Edad de Hielo.

La investigación, firmada por arqueólogos de 10 países distintos e investigadores del Instituto Francis Crick, la Universidad de Oxford y la Universidad de Viena, ha confirmado que hace unos 11.000 años, cinco razas de perros con distintos orígenes genéticos comenzaron a mezclarse para crear las especies actuales.  

Para llegar a esta conclusión, los autores del análisis han secuenciado el genoma de 27 perros, incluidos fragmentos de esqueletos de hace 11.000 años, que habitaban en Europa, Oriente Medio y Siberia.


Quizás también te interese: 

No, un año de tu perro no equivale a 7 años humanos, palabra de la ciencia


 

En concreto, los científicos han estudiado cinco linajes: neolítico del Levante, mesolítico de Carelia, mesolítico del Lago Baikal, América antigua y el perro cantor de Nueva Guinea. “Algunas de las variaciones de perros que vemos por la calle hoy se originaron en la Edad del Hielo. Al final de ese período, ya estaban muy extendidos por todo el hemisferio norte”, ha detallado Pontus Skoglund, autor principal del estudio.

El estudio, publicado en la revista científica Science, sugiere que los actuales mastines tibetanos tienen una fuerte mezcla de perros de la estepa de la Edad de Bronce y cantores de Nueva Guinea; mientras que los Chihuahuas y Xoloitzcuintle poseen rastros del antiguo linaje de América; los basenjis, por su parte, una contribución del linaje del Levante neolítico.

Ascendencia estimada de los perros. Science.

Ascendencia estimada de los perros. / Science.

El análisis, además, expone que probablemente todos los perros tienen un origen común: una especie de lobo antigua y no extinta. Y un dato más: es posible que los animales hayan evolucionado de la misma manera que los humanos, es decir, gracias al aumento de las copias de un gen que crea una enzima digestiva llamada amilasa salival, que se multiplicaba a medida que su dieta se adaptaba a la vida en la granja.

"Comprender la historia de los perros nos permite comprender no solo la de ellos, sino también la nuestra", concluía Anders Bergstrom, coautor del informe. @mundiario

Un estudio revela que los perros ya existían en la Edad de Hielo