Buscar

MUNDIARIO

Un estudio revela que el desierto del Sahara esconde millones de árboles solitarios

La investigación, basada en el análisis de 11.128 imágenes por satélite y algoritmos de aprendizaje profundo, confirma que el desierto cálido más grande del mundo alberga 1,3 millones de kilómetros cuadrados de árboles.
Un estudio revela que el desierto del Sahara esconde millones de árboles solitarios
Árboles solitarios en el desierto del Sahara. / Martin Brandt.
Árboles solitarios en el desierto del Sahara. / Martin Brandt.

Ibed Méndez

Periodista.

Un estudio firmado por científicos de la NASA, el Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) en Francia; y del Centro de Monitoreo Ecológico de Dakar, en Senegal, entre otros; ha revelado un dato extraordinario (e inesperado) sobre el desierto del Sahara: el desierto cálido más grande del mundo alberga 1,3 millones de kilómetros cuadrados de árboles solitarios en el noroeste de África.

La investigación, basada en el análisis de 11.128 imágenes por satélite y algoritmos de aprendizaje profundo, ha demostrado que la región cuenta 1.800 millones de árboles con un tamaño medio de corona de 12 metros cuadrados, que abarcan el desierto del Sáhara de África Occidental, la región semiárida del Sahél y una zona subhúmeda al sur.

Para llegar a esta conclusión, los autores del informe, publicado en la revista Nature, utilizaron imágenes del desierto registradas por cuatro satélites de la empresa privada Digital Globe, que pertenecen a la Agencia Nacional de Inteligencia de Estados Unidos, dependiente del Departamento de Defensa del país.

La inteligencia artificial también ha jugado un papel destacado en el descubrimiento: el aprendizaje profundo permitió identificar árboles sin confundirlos con arbusto, contabilizando únicamente las copas con un área mayor de tres metros cuadrados.

Cantidad de árboles por hectárea en el área del estudio, en la porción occidental del Sáhara y el Sahel. / MARTIN BRANDT

Cantidad de árboles por hectárea en el área del estudio, en la porción occidental del Sáhara y el Sahel. / Martin Brandt.

Los expertos han detallado que este hallazgo "desafía la narrativa predominante sobre la desertificación de las tierras secas, e incluso el desierto muestra una densidad de árboles sorprendentemente alta". "Se trata de un árbol por hectárea en promedio en el Sahara hiperárido. No suena mucho, pero creo que es más de lo que uno podría haber pensado", ha dicho el autor principal del estudio, Martin Brandt, de la Universidad de Copenhague, Dinamarca.

"Los árboles de las zonas áridas siempre han estado ahí. Conocer su número y ubicación es importante, pero no es equivalente a que crezcan nuevos árboles", añadía el experto. “Son extremadamente importantes para la población rural local, que suelen depender de productos forestales. También fertilizan el suelo y aumentan el rendimiento de las cosechas, son claves para los ciclos del agua y nutrientes y el almacenamiento del carbono”. @mundiario