Una esperanza para ser madre luego de los 50 años: descubren los genes que alargan la vida reproductiva

Manos de un padre, una madre y un bebé. / Pixabay
Manos de un padre, una madre y un bebé. / Pixabay

Existen unas 300 variantes genética que intervienen en una mayor o menor función ovárica, lo cual anticipa o retrasa la menopausia.

Una esperanza para ser madre luego de los 50 años: descubren los genes que alargan la vida reproductiva

La integridad de los ovocitos disminuye con la edad. Asimismo, la fertilidad cesa unos diez años antes de la menopausia y, aunque en los últimos años la esperanza de vida de las mujeres ha aumentado, la senescencia reproductiva se ha mantenido, en torno a los 50 o 52 años de edad.

La regulación o el alargamiento de la vida reproductiva se encuentra relacionada con un conjunto de genes, tal como lo ha descubierto un equipo de investigación en el que se profundizan los conocimientos genéticos de los mecanismos biológicos que afectan el envejecimiento ovárico humano, según publica la revista Nature.

La importancia de conocer las variantes

De acuerdo con el profesor del Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Ignasi Roig, se ha comprobado la existencia de genes que alargan y regulan la función ovárica, en función de cuándo aparece la menopausia.

Según Roig: “Hemos observado unas 300 variantes genéticas que inciden en cuándo aparece la menopausia, ya sea más tarde o más pronto de lo que se considera normal: una media poblacional que se sitúa en torno a los 50 años”.

El estudio hace algunas aportaciones, pues, según el investigador, conocer estas variantes genéticas permite que se diseñe un “predictor genético”, a través del cual se pueda conocer qué mujeres están bajo el riesgo de presentar una menopausia temprana.


También te podría interesar:

Un estudio confirma que el sueño profundo y prolongado no es más eficaz que una siesta


El autor del estudio afirma que: “Este hecho se puede conocer desde el día que nacen porque depende del genoma, no de las variantes ambientales. De esta forma, una mujer sabría que podría tener una menopausia temprana y, por tanto, si quisiera ser madre, planificar un embarazo de manera adecuada”.

También acota que otra posibilidad sería la de “congelar los óvulos o embriones para poderlos implantar posteriormente”, considerando que hoy día son muchas las mujeres que están optando por retrasar la maternidad a edades más avanzadas. @isbe_inspira en @mundiario

Una esperanza para ser madre luego de los 50 años: descubren los genes que alargan la vida reproductiva
Comentarios