La epigenética social determinará nuestro futuro como sociedad

Un grupo de jóvenes reunidos. / Unsplash
Un grupo de jóvenes reunidos. / Unsplash

En la sociedad futura, el 42,13% de los jóvenes poseerá una clara tendencia hacia las Humanidades, mientras el 31,42% se inclinará por las Ciencias y la Tecnología.

La epigenética social determinará nuestro futuro como sociedad

La empresa Jacobson, Steinberg & Goldman y el equipo de investigación de la Cátedra Innovación de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) campus de Gandía han realizado un interesante estudio sobre el comportamiento emocional de los jóvenes entre 18 y 28 años, en el que se destaca que el 42,13% de los individuos poseen una elevada intensidad en los aspectos relacionados con el trabajo en equipo, la prestación de ayuda y la demostración de solidaridad, acercándoles a aprendizajes relacionados con las Humanidades.

Así mismo, la investigación destaca que el 31,42% posee elevadas habilidades analíticas que le permite afrontar retos relacionados con las Ciencias y el desarrollo Tecnológico.

En los datos aportados, no deja de sorprender que únicamente el 0,05% de la muestra utilice la agresividad para ratificar sus opiniones y defender sus postulados. Así mismo, el 4,48% destaca en aspectos relacionados con la innovación y la creatividad.

El modelo biotecnológico utilizado para este estudio ha sido el conocido algoritmo ADNe®, cuya precisión y confiabilidad se acerca al 98%.

Nuevo esquema: la epigenética social, clave

Elías Azulay, investigador de Jacobson y colaborador de MUNDIARIO, comenta que “si aceptamos este diagrama sociométrico, estaremos en breve ante un escenario donde los individuos desearán colaborar abiertamente y para ello, esta mayoría bienintencionada deberá nutrirse de la creatividad de una minoría".

En cambio, el 20,46% de los individuos posee como rango dominante aquel relacionado con los aspectos cognitivos y reflexivos, aportarán orden, sensatez y criterio a nuestras actuaciones. Estamos ante un nuevo esquema donde la Epigenética Social será la estrella, ayudándonos a crear una sociedad más solidaria”.

En ese sentido, el estudio realizado indica que “en los próximos años vamos a presenciar una segmentación social hasta ahora nunca imaginada. Ésta se basará en una interesada interrelación entre colectivos que dispongan de unas destrezas siendo conscientes de que carecen de otras, por lo que el nivel de generosidad y cooperación se va a imponer de forma natural”.

Otra de las conclusiones de este estudio es que “la conformación social se acercará a un esquema donde 94,01% de los individuos aportarán organización, disposición, especialización y tecnología, mientras que los verdaderos visionarios estarán representados en el 4,48%. Así mismo, el 0,66%, no encontrará su sitio y se comportarán como inadaptados que reflejarán trastornos o alteraciones en su comportamiento. Así mismo, el 0,85% se manifestará como un colectivo potencialmente manipulador y corrupto”.

¿Nueva lucha de clases?

Sobre si estamos ante una nueva lucha de clases o sobre si podríamos imaginar por un momento que este 0,85% (manipuladores y corruptos) se estableciera como la élite directiva, el estudio indica que “más que ante una lucha de clases por incrementar la capacidad económica por pura ambición personal, estaremos ante una colaboración entre colectivos con diferentes habilidades y capacidades”.

Azulay matiza que “será una sociedad en la que para mantener su ritmo evolutivo se verá obligada a compartir conocimientos y recursos, pero en esta ocasión, apoyándose fuertemente en la tecnología, en la ciencia y en los protocolos de actuación. Por ello, entendemos que estas premisas bloquearán el camino a los especuladores”.

Parece ser que habrá que tener en cuenta estas conclusiones e ir tomando buena nota… @mundiario

La epigenética social determinará nuestro futuro como sociedad
Comentarios