Encuentran un trozo de pastel de la II Guerra Mundial entre los escombros

Pastel de almendras y avellanas de la II Guerra Mundial. / DPA.
Pastel de almendras y avellanas de la II Guerra Mundial. / DPA.
Muchos objetos han sido encontrados en diferentes partes de Europa que datan de la II Guerra Mundial, pero uno de los más curiosos es este pastel de almendras y avellanas.
Encuentran un trozo de pastel de la II Guerra Mundial entre los escombros

En la búsqueda por conocer la historia se han logrado hacer varios hallazgos que forman parte del estilo de vida de muchas personas. En este caso parece que durante la II Guerra Mundial a pesar de las situaciones horribles por las que muchos tuvieron que pasar, un trozo de pastel podría alegrar el momento.

Un grupo de arqueólogos encontró en una antigua bodega un pastel de almendras y avellanas, completo con todos sus detalles decorativos originales.

El trozo de pastel se encontraba bajo los escombros de lo que fue el centro de la ciudad alemana de Lübeck, la cual quedó totalmente destruida. Este descubrimiento ha permitido descifrar parte de la historia de lo que ocurrió el día del ataque.

Según los historiadores, la noche del 28 de marzo de 1942 cuando estaba por celebrarse el Domingo de Ramos, los bombardeos de la Real Fuerza Aérea Británica llegaron a la ciudad alemana de Lübeck. Este hecho, representó el primer gran ataque aéreo británico contra una ciudad alemana, en donde se destruyeron tres iglesias por las aproximadamente 400 toneladas de bombas lanzadas por los aviones.

Este hecho dejó al menos a 25.000 personas sin hogar y el centro histórico de la ciudad quedó prácticamente destruido. Pero sin duda este trozo de pastel pudo sobrevivir a pesar de haber sido horneado por un panadero hace 79 años.

Los investigadores informaron que el hallazgo se logró en una antigua bodega, en donde el pastel mantuvo todos sus detalles decorativos originales, incluido el glaseado en forma de remolino en la parte superior.

Se pudo conocer que este local llamado Johann Wärme tenía la cocina estaba en el sótano, por ello el pastel logró mantenerse protegido por las capas de escombros que había encima de él. Además estaba junto a un servicio de café completo que se había preparado para la mañana del Domingo de Ramos de la familia.

Los investigadores comentaron que "Quienquiera que pusiera la mesa había sacado la mejor vajilla de la familia, e incluso se conservó el entretenimiento musical planeado, con varios discos de gramófono, incluidos Moonlight Sonata de Beethoven y la sinfonía núm. 9: Symphonie avec chœur en ré mineur se encuentra entre los artefactos".

Lo cierto es que la ciudad de Lübeck parece que es un lugar ideal para hacer descubrimientos arqueológicos, por ello actualmente es el sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO más grande de Alemania gracias a su centro medieval increíblemente bien conservado. @mundiario

Encuentran un trozo de pastel de la II Guerra Mundial entre los escombros
Comentarios