Elon Musk amenaza con prohibir el uso de dispositivos Apple en sus empresas tras la alianza con OpenAI

Elon Musk y 'X'. / RR.SS.
Elon Musk y 'X'. / RR.SS.
El CEO de Tesla critica el acuerdo de Apple con OpenAI para integrar ChatGPT en Siri, calificándolo de "una violación de seguridad inaceptable".
Elon Musk amenaza con prohibir el uso de dispositivos Apple en sus empresas tras la alianza con OpenAI

El CEO de Tesla y SpaceX, Elon Musk, ha amenazado con vetar el uso de dispositivos Apple en sus compañías después del anuncio de la colaboración de la tecnológica con OpenAI. Este acuerdo permitirá la integración de ChatGPT con el asistente de voz Siri en los dispositivos más avanzados de Apple.

En su red social X, Musk manifestó su descontento este lunes, calificando la alianza como "una violación de la seguridad inaceptable". En su publicación, que rápidamente superó los 20 millones de visualizaciones, Musk expresó: "Los visitantes [a las instalaciones de sus empresas] tendrán que dejar sus dispositivos Apple en la puerta, donde serán guardados en una jaula de Faraday". Continuó criticando a Apple por no desarrollar su propia inteligencia artificial y confiar en OpenAI para garantizar la seguridad y privacidad de los datos.

Apple anunció recientemente su apuesta por la inteligencia artificial, que incluye una actualización de su asistente de voz Siri para que pueda interactuar con ChatGPT de OpenAI. Según la empresa dirigida por Tim Cook, los usuarios deberán dar permiso explícito para compartir sus consultas con ChatGPT, y el acuerdo no contempla el almacenamiento de información privada.

Las nuevas funcionalidades de inteligencia artificial solo estarán disponibles en los dispositivos más recientes de Apple, como el iPhone 15 Pro y versiones posteriores, así como en tabletas y ordenadores con procesadores avanzados (a partir del M1). Esta noticia llega en un contexto de creciente competencia en el sector de la IA, en el cual Musk también está muy involucrado.

En marzo pasado, Musk presentó una demanda contra OpenAI, empresa que cofundó en 2015 pero de la que se desvinculó tres años después. En la demanda, acusó a OpenAI de desviarse de su misión original de desarrollar inteligencia artificial sin fines de lucro para el beneficio de la humanidad, y criticó su asociación con Microsoft, que posee el 49% de OpenAI.

La querella, presentada en un tribunal de San Francisco, busca obligar a OpenAI a adherirse a su misión fundacional. En el documento, Musk argumenta que OpenAI debe volver a centrarse en desarrollar tecnologías de IA que beneficien a la humanidad, en lugar de perseguir beneficios privados.

En respuesta a estos desafíos, Musk ha fundado su propia empresa de inteligencia artificial, xAI. La startup ha alcanzado una valoración de 24.000 millones de dólares tras su última ronda de financiación, en la que recaudó 6.000 millones. Además, Musk ha abierto el código de su chatbot, Grok, permitiendo que cualquier desarrollador tenga acceso a esta tecnología.

Este enfrentamiento entre Musk y Apple subraya las crecientes tensiones en el ámbito de la inteligencia artificial y la seguridad de los datos, y plantea preguntas sobre el futuro de la colaboración y competencia entre las grandes tecnológicas en este campo. @mundiario

Comentarios