Un dron militar con mente propia mata a soldados en Libia sin intervención humana

Turkish STM Kargu kamikaze drone. / armyinform.com / Wikipedia
Turkish STM Kargu kamikaze drone. / armyinform.com / Wikipedia

Un informe de la ONU sugiere que drones de inteligencia artificial habrían atacado objetivos humanos sin que se consultara a ninguna persona antes del ataque.

Un dron militar con mente propia mata a soldados en Libia sin intervención humana

Según un informe del Panel de Expertos de la ONU, un avión autónomo operado por inteligencia artificial (IA) habría matado por primera vez a unos soldados en Libia el año pasado sin que se consultara a ningún humano con anticipación. 

Es posible que aviones autónomos letales hayan combatido a distancia a soldados y convoyes que luchan contra el general libio Khalifa Haftar. No está claro quién desplegó exactamente estos robots asesinos, aunque los restos de una de esas máquinas encontradas en Libia provienen del dron Kargu-2, fabricado por el contratista militar turco STM. 

Dichos ataques pueden haber tenido lugar en marzo de 2020, durante un momento en que el Gobierno de Acuerdo Nacional reconocido por la ONU expulsó a las fuerzas de Haftar de la capital de Libia, Trípoli.

"Los sistemas de armas autónomas letales fueron programados para atacar objetivos sin requerir conectividad de datos entre el operador y la munición: en efecto, una verdadera capacidad de 'encontrar, disparar y olvidar' ", señaló el informe.


Quizá también te interesa:

Las tres maneras en que los robots pueden salvar vidas en una guerra


El STM Kargu-2, es un dron de cuatro rotores multicóptero que pesa 7 kilogramos y puede viajar a una velocidad máxima de 140 km/h. 

Una vez que su software de inteligencia artificial ha identificado los objetivos, puede volar de forma autónoma hacia ellos y explotar con una ojiva perforadora de blindaje o un personal sin armadura destinado a matar. 

Aunque los drones estaban programados para atacar si perdían la conexión con un operador humano, el informe no dice explícitamente que esto sucedió.Tampoco está claro si Turquía operó directamente el dron o simplemente lo vendió al Gobierno de Acuerdo Nacional. De cualquier manera, desafía una retención de armas de la ONU, que impide que todos los estados miembros, como Turquía, y sus ciudadanos suministren armas a Libia, agregó el informe.

Muchos, incluidos el ya fallecido Stephen Hawking y, más recientemente Elon Musk, han pedido la prohibición de las armas autónomas, pero tales campañas han asumido que estas armas todavía estarán en el futuro. Aún así, los temores sobre las armas autónomas son parte de las preocupaciones más grandes que los científicos y otros han planteado en el rubro de la Inteligencia Artificial.  @mundiario

 

Un dron militar con mente propia mata a soldados en Libia sin intervención humana
Comentarios