El otro lado de la pandemia: las infracciones por residuos covid se disparan en España

Mascarillas. / Pixabay
Mascarillas. / Pixabay
La Guardia Civil registró en 2020 un total de 130.221 infracciones que tienen que ver directamente con residuos sanitarios.
El otro lado de la pandemia: las infracciones por residuos covid se disparan en España

La Guardia Civil registró en 2020 un total de 130.221 infracciones que tienen que ver directamente con residuos sanitarios, sobre todo guantes y mascarillas para poder refugiarse de cierta forma frente a la covid-19, lo que supone la novedad en el balance anual de actuaciones del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de este Cuerpo. 

Los datos del SEPRONA revelan que el año pasado se registraron 4.234 delitos contra el medio ambiente; 3.957 personas fueron detenidas e investigadas y otras 233.000 tramitadas por infracciones administrativas.

Huella en el medio ambiente

La Guardia Civil, en este sentido, informa de que la mala gestión de los guantes y las mascarillas usados está incrementando la presencia de residuos plásticos en ríos y mares, una problemática que estaba dejando una importante huella dentro del ambiente ya se estaba intentando reducir dada la contaminación y el daño que provoca a todo el medio ambiente en general. 

Motivado a la declaración del estado de alarma y de las consecuencias que está teniendo el desarrollo de la pandemia, tanto en las personas como en el medio ambiente, el SEPRONA aumentó el control en la gestión de residuos sanitarios peligrosos. 

Cifras oficiales  

Las cifras ofrecidas por el SEPRONA destacaron la participación de la Guardia Civil en la Operación Retrovirus, un proyecto que se desarrolló en el seno de Europol para abordar la problemática asociada a la gestión de residuos ligada a la pandemia. 

Durante la misma resultaron privadas de libertad 53 personas y se llevaron a cabo más de 500 inspecciones en 300 centros vinculados con la gestión de residuos sanitarios, y a pesar que la mayoría de ellos cumplía la normativa se detectaron graves irregularidades. 

En este sentido, los delitos que más han aumentado son los relacionados con el maltrato animal, la caza y contra la flora y la fauna. En relación con estas infracciones penales los detenidos por furtivismo, más de 250, crecieron debido a distintas razones. En relación con el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) se recuperaron más de 750 especímenes entre aves, reptiles, mamíferos y anfibios, una cifra bastante inferior a la de 2019. 

Las intervenciones que estuvieron vinculadas con la seguridad agroalimentaria y la salud pública disminuyeron respecto a 2019 al detectarse 117 delitos que dieron lugar a 259 detenidos o investigados  

En lo que se refiere más específicamente a las infracciones administrativas destacaron las referidas a vertidos y residuos, con 17.183 denuncias; las actuaciones relacionadas con animales de compañía, 10.459; con sanidad animal, 8.427, y las de aguas, 4.274. 

Del mismo modo se esclarecieron 352 incendios forestales, el doble que en 2019, con un total de 330 detenidos o investigados. Entre estos destacó un incendio que ocurrió en Burgos, debido a una imprudencia grave, que llegó a alcanzar el nivel 1 y que quemó más de cien hectáreas, en cuya extinción fueron partícipes más de ochenta personas y nueve medios aéreos de la Junta de Castilla y León y del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. 

Las cifras de maltrato y abandono de animales siguen la misma tendencia que años anteriores y fueron detenidas 630 personas. @mundiario  

 

 

 

El otro lado de la pandemia: las infracciones por residuos covid se disparan en España
Comentarios