Descubren una nueva proteína crucial para el sentido del tacto

Estructuras moleculares de las proteínas. / Science.
Estructuras moleculares de las proteínas. / Science.
Un equipo de investigadores en Berlín ha identificado un nuevo prótido, denominado como ELKIN1, que desempeña un papel esencial fundamental en la transmisión de señales sensoriales.
Descubren una nueva proteína crucial para el sentido del tacto

En un avance científico que podría transformar nuestra comprensión del sentido del tacto, un equipo de investigadores ha identificado una nueva proteína, denominada como ELKIN1, que desempeña un papel esencial en la percepción táctil. Este descubrimiento, realizado por científicos del Centro Max Delbrück de Medicina Molecular en Berlín, Alemania, podría tener importantes implicaciones para el tratamiento de trastornos sensoriales y el desarrollo de nuevas tecnologías médicas.

Durante más de dos décadas, el Dr. Gary Lewin y su equipo han investigado los canales iónicos, proteínas presentes en la membrana celular que son fundamentales para que se dé la transmisión de señales sensoriales. Su investigación anterior sobre los tejidos de melanoma reveló la presencia de una proteína que confiere sensibilidad mecánica a las células cancerosas, lo que llevó al posterior descubrimiento de ELKIN1.

Los experimentos realizados en ratones modificados genéticamente, utilizando la técnica del editor genético CRISPR para suprimir la expresión de ELKIN1, demostraron una disminución significativa en la sensibilidad al tacto en comparación con los ratones no modificados. Estos hallazgos sugieren que ELKIN1 desempeña un papel crucial en la percepción táctil en mamíferos.

Además, los investigadores observaron la presencia de esta proteína en neuronas sensoriales humanas, confirmando así, su papel en la transducción de estímulos mecánicos en señales eléctricas. Este descubrimiento podría brindarnos una expansión en relación a nuestra comprensión del cuerpo humano, así como de ampliar los horizontes de la medicina molecular.

Uno de los aspectos más destacados de este estudio es el desarrollo de una nueva pipeta de vidrio capaz de presionar neuronas de unas pocas micras, lo que permitió a los investigadores realizar experimentos a una escala sin precedentes. Este avance técnico abre nuevas posibilidades para la investigación en neurociencia y biología celular.

A pesar de estos emocionantes hallazgos, algunos expertos señalan que aún quedan algunas preguntas por responder. El Dr. José Antonio Vega, de la Universidad de Oviedo, destaca la necesidad de investigar la presencia de ELKIN1 en los corpúsculos sensitivos de la piel, donde comienza la sensación táctil. Este aspecto crucial podría proporcionar una noción más completa del papel del nuevo prótido en el sentido del tacto.

A medida que continuamos explorando los misterios del sistema nervioso humano, los avances como este nos acercan un paso más a desentrañar los secretos de la percepción sensorial. @mundiario

Comentarios