Descubren al ‘dinosaurio de la paz’ que habitó el norte de Suramérica

Saurópodos. / Pixabay
Saurópodos. / Pixabay

Un grupo de investigadores pudo identificar una nueva especie en la serranía de Perijá, al norte de Colombia, en una zona asediada por la guerrilla.

Descubren al ‘dinosaurio de la paz’ que habitó el norte de Suramérica

El Caribe colombiano desvela los secretos del pasado. Un equipo internacional de investigadores ha identificado una nueva especie de saurópodo, los dinosaurios de cuello largo, en la serranía de Perijá, al norte de la inmensa cordillera de Los Andes, donde habitó hace algunos 175 millones de años.

A través de una vértebra fosilizada, que fue originalmente encontrada en 1943, científicos colombianos, estadounidenses y argentinos pudieron describir al Perijasaurus lapaz, un género de dinosaurio completamente nuevo que lleva su nombre científico por la sierra perijanera, la población de La Paz que queda cerca y porque la armonía es un símbolo para la ciencia colombiana.

Fue a raíz del Acuerdo de Paz, firmado por el Gobierno y la guerrilla de las FARC en 2016, que los grupos de investigación pudieron acceder a zonas que estaban restringidas debido al conflicto armado que estalló en la década de los 60, como esta septentrional región ubicada en el departamento del Cesar, que es compartida también con Venezuela.

El estudio fue publicado en la Journal of Vertebrate Paleontology, tras un innovador análisis que pudo determinar la existencia de un nuevo saurópodo, muy particular debido a la rareza de ejemplares fósiles encontrados en el norte de este subcontinente, especialmente si se trata de especies que habitaron en el Jurásico temprano a medio (entre unos 200 y 160 millones de años).

Un saurópodo identificado 70 años después de su hallazgo

“No hay muchos fósiles en Colombia y nos dimos cuenta de que este no estaba preparado adecuadamente. A medida que se preparó nuevamente, empezaron a aparecer morfologías que desconocíamos”, ha dicho el paleontólogo Aldo Rincón, el investigador que encabezó el Grupo de Investigaciones Geológicas GEO-4 de la Universidad del Norte, en Barranquilla, donde es profesor del Departamento de Física y Geociencias.

Rincón también está especializado en mamíferos fósiles del Caribe, y relató que la muestra que analizaron se trata de una vértebra dorsal muy especial, hallada primero en 1943 por la Tropical Oil Company en la Formación Quinta, en la serranía de Perijá. Se trata de la única localidad del norte América del Sur en la que se han encontrado fósiles de saurópodos anteriores al Jurásico tardío.

Los saurópodos son estos dinosaurios extremadamente famosos, que generalmente asociamos a los “cuello largo”. Además de esta distintiva característica, estos animales prehistóricos eran herbívoros, de cabeza pequeña, patas gruesas y una cola robusta, que ha ocupado los reflectores en películas de Jurassic World o el protagonismo de la película En busca del Valle Encantado, encarnado en Pie Pequeño.

El fósil fue descrito formalmente en 1955, pero su reciente preparación logró remover pegamentos y fragmentos de yesos que fueron insertados en aquella época y que incidieron bastante en su peso. Al hacerlo, los investigadores pudieron darse cuenta de que se trataba de una pieza paleontológica interesante, especialmente gracias a la identificación de un complejo sistema de láminas en el arco neural, la región del hueso que rodea el orificio que da paso la médula espinal.

Colombia reescribe la historia

Tras identificar los cambios morfológicos del fósil, los investigadores realizaron modelos 3D de la pieza con la University of Michigan Online Repository of Fossils (UMORF), una página de Internet que permite diseñar réplicas virtuales de fósiles estudiados por los museos.  

“Aunque es una sola vertebra del Perijasaurus, es de la zona del esqueleto que más información brinda debido a una serie de láminas y otras estructuras que permiten esclarecer las relaciones de parentesco entre las especies de saurópodos”, ha indicado Martín Ezcurra, paleontólogo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y jefe y curador de Paleovertebrados en el Museo Argentino de Ciencias Naturales.

Según Ezcurra, la mayoría de los descubrimientos de dinosaurios en América del Sur se originan de las rocas que datan del periodo Cretácico (hace 145 y 66 millones de años) en las actuales Argentina y Brasil. Al norte del subcontinente, donde las montañas andinas se encuentran con las playas caribeñas se suelen encontrar fósiles que, como máximo, son unos pocos años antes, pero con una menor frecuencia que en el cono sur.

Para el paleontólogo de la Universidad de Míchigan, Jeffrey Wilson Mantilla, la vértebra dorsal representa “una etapa evolutiva poco conocida”. "Pudimos visualizar mejor las delicadas láminas óseas que interconectan las partes salientes de la vértebra: la columna vertebral, las articulaciones intervertebrales, las articulaciones de las costillas. Ahora la vértebra se puede ver toda. Son huesos complejos con varios caracteres morfológicos que se pueden comparar con otros dinosaurios”.

Además, el científico asegura que este hallazgo pone a Colombia en el mapa, como uno de los países con mayor potencial paleontológico y que podría reescribir la historia de la disciplina, ya que a pesar de que el cono sur lidera indiscutiblemente en la materia, casi los únicos registros del norte de Suramérica están en su territorio, mismo que estuvo una vez conectado con el resto de los continentes más estrechamente en la antigüedad, por lo que podrá desvelar secretos evolutivos y de parentesco entre dinosaurios. @mundiario

Descubren al ‘dinosaurio de la paz’ que habitó el norte de Suramérica
Comentarios