Descubre por qué la Nasa hizo historia una vez más

Ingenuity1 / Nasa
Ingenuity1 / Nasa
El helicóptero Ingenuity de la Nasa hizo su trabajo en Marte, sorprendiendo una vez más a los amantes del estudio cósmico y espacial con un importante vuelo.  
Descubre por qué la Nasa hizo historia una vez más

Este 19 de abril, una pequeña nave abrió dio a conocer un nuevo avance en lo que se refiere  a la exploración espacial cuando se elevó de la superficie de Marte y logró el primer vuelo impulsado por la humanidad en otro planeta.  

El vehículo que tiene una medida de 48 centímetros de alto, llamado Ingenuity, levantó un poco de polvo rojizo mientras se elevaba a unos tres metros, se sostenía en el aire, giraba ligeramente y volvía al suelo poco a poco.  Así fue todo el detalle de lo que se vio en este acto importante El vuelo solamente tuvo una duración de unos 40 segundos, pero representa uno de los eventos más importantes de ingeniería más audaces de la historia. 

“Mucha gente pensaba que era imposible volar en Marte”, detalló MiMi Aung, directora del proyecto del Ingenuity en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA. “Hay muy poco aire”. 

De acuerdo con los datos ofrecidos por la NASA. La atmósfera bastante peculiar de la superficie de Marte es equivalente a una altitud de unos 30 500 metros en la Tierra, mucho más alto de lo que puede volar la mayoría de los helicópteros. El vuelo específicamente en helicóptero a más altitud de la historia tuvo lugar en 1972, cuando el reconocido aviador francés Jean Boulet voló a 12 442 metros de altura en una base aérea al noroeste de Marsella. 

La mencionada nave sufrió un revés el 9 de abril, cuando el ordenador a bordo de la nave se apagó antes de tiempo durante una prueba para girar los dos rotores a alta velocidad. Luego de haber revisado los datos, el equipo del JPL ajustó la secuencia de órdenes que se envía a la nave para encender los rotores, permitiendo que completara una prueba de giro a alta velocidad el 16 de abril. Y a las 9:34 (en hora española peninsular) del lunes 19 de abril —a media tarde en hora marciana local— el helicóptero logró completar su primer vuelo. 

Lo que sucederá en el futuro  

Según la opinión de los expertos, algunas máquinas voladoras similares podrían explorar zonas nuevas para róveres y astronautas, tomar muestras en lugares difíciles de alcanzar y atravesar decenas de kilómetros por varios días para ofrecernos una nueva perspectiva del paisaje marciano. 

El ya conocido por muchos Ingenuity, que solo pesa 1,8 kilogramos en la Tierra y 680 gramos en Marte, ha funcionado por sí solo desde el 3 de abril, cuando el róver Perseverance lo depositó en una zona llana y despejada. Un pequeño panel de sol que fue adaptado a los niveles relativamente bajos de luz carga las baterías de helicóptero durante el día y los calentadores eléctricos impiden que el vehículo se enfríe durante las noches, cuando las temperaturas pueden desplomarse a -90 grados Celsius. 

Para poder llevar a cabo este breve experimento en la atmósfera marciana, el pequeño giroavión contaba con un procesador bastante pequeño como el de los teléfonos móviles, las tecnologías de navegación de los coches autónomos, ocho baterías de iones de litio y materiales compuestos ligeros. Sus dos rotores de fibra de carbono, que tienen un diámetro de 1,2 metros, tuvieron que girar a unas 2500 rotaciones por minuto —casi cinco veces la velocidad del rotor de un helicóptero normal— para levantarse de suelo. Datos específicos otorgados por la Nasa  

En este momento en el que el Ingenuity ha emprendido su primer vuelo, el equipo puede planificar el segundo, en el que seguramente se llevara a cabo las mismas formas de vuelo sostenido, pero a más altura y durante más tiempo. Se encuentran a la mitad de un periodo de 31 días para probar el helicóptero, utilizando el Perseverance como relé de comunicaciones a la Tierra antes de que el róver comience su búsqueda de vida pasada en Marte. Está previsto realizar hasta cinco vuelos que culminarán en un viaje de ida y vuelta por una zona de vuelo de 15 metros de largo. 

“Te deja boquiabierto”, dice Thomas Zurbuchen, administrador adjunto de ciencia de la NASA, “volar un helicóptero en Marte por primera vez en la historia”. @mundiario 

 

 

 

 

Descubre por qué la Nasa hizo historia una vez más
Comentarios