¿Cómo proteger el ambiente cada día?

Árboles de jardín. / Mundiario
Árboles de jardín. / RR SS.

Cada gesto, por muy pequeño que sea, es bastante significativo en esta lucha. A continuación, algunas cosas pequeñas que podemos hacer para cuidar nuestro hábitat.

¿Cómo proteger el ambiente cada día?

Fomentar hábitos es imprescindible. Luego de aprender estos pequeños trucos, podremos aplicarlos en automático y ayudar al planeta cada uno de nuestros días, sin que esto tenga que significar una tarea titánica.

A continuación, algunos cambios pequeños para introducir en nuestra rutina y cuidar el medio ambiente:

> Olvidar el plástico: en el 2018 se prohibió la entrega gratuita de bolsas de plástico en los comercios, y esto fue un gran paso, pero no necesitamos legalidad para cuidar de nuestro planeta. Ya sabemos que este material es muy contaminante, por lo que, nosotros mismos podemos desestimar los productos que tienen este envoltorio y optar por la compra a granel. Además, podemos usar bolsas reutilizables de tela.

> Comprar con conciencia ecológica: el cambio en nuestros pensamientos es primordial. Prioricemos la compra de alimentos o productos que sean ecológicos, pues, cuando son producidos sin químicos, estamos reduciendo la emisión de contaminantes. Apoyando la producción ecológica también estaremos fomentando la agricultura en nuestra localidad y evitando los largos desplazamientos de mercancía. La huella en el medio ambiente será más pequeña. Tampoco debemos olvidar que lo mejor es no malgastar es recursos, así que ¡a comprar solo lo necesario!


También te puede interesar:

6 claves para comprar y cuidar el medio ambiente


 

> Comer más verde y menos rojo: pues, la ingesta de carne y sus derivados produce muchas emisiones contaminantes. La dieta vegana emite un 20 % menos de carbono.

> Cuidar la energía: sin malgastarla, con pequeñas acciones, tales como apagar los equipos en lugar de dejarlos en pausa, regular los termostatos a temperaturas recomendadas. Algunas aplicaciones también pueden ayudarnos en esta tarea para orientarnos en cuánta energía estamos desperdiciando.

> Cuidar el agua: cada gota es esencial cuando se trata de este recurso tan importante para la vida. No permitas que se desperdicie ni una sola gota.

> Planta un huerto: o un jardín en tu casa, pues, además de que estarás produciendo de forma ecológica, estar rodeado de naturaleza trae beneficios a nuestra mente. Es decir, lograremos incrementar nuestro bienestar, al tiempo que ayudamos a que las ciudades tengan más oxígeno. @mundiario

¿Cómo proteger el ambiente cada día?
Comentarios