Cirugía oncoplástica, el método que reduce el impacto emocional del cáncer

Médicos en una cirugía. / @nci en Unplash.
Médicos en una cirugía. / @nci en Unplash.
El daño emocional en pacientes con cáncer de mama es un foco de importancia que el Centro de Patología de la Mama – Fundación Tejerina busca trabajar para dar mejor calidad de vida.
Cirugía oncoplástica, el método que reduce el impacto emocional del cáncer

Los cambios físicos que sufre una mujer luego de que le extirpan la mama debido al cáncer muchas veces afecta la parte emocional de las pacientes, de hecho, ya tan solo con recibir un diagnóstico y empezar un tratamiento puede generar alteraciones en la autoestima de la mujer.

Sin embargo, la cirugía oncoplástica está tomando mucha más importancia hoy en día porque se está convirtiendo en un método que permite reducir el daño emocional que todo el ‘cáncer de mama’ puede generar en la persona, debido a que a través de esta forma tienen como objetivo mejorar la calidad de vida, facilitando además la recuperación de las pacientes.

El Centro de Patología de la Mama – Fundación Tejerina es una organización de ámbito sanitario dedicado a la prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama. Estos se han enfocado mucho más en este método quirúrgico y en la atención integral de los pacientes, por ello explican que este método se trata de “La extirpación del tumor con unos márgenes libres amplios y se remodela la mama al mismo tiempo, consiguiendo una mejoría en el resultado estético (…) Para ello, se utilizan principios y técnicas propias de la cirugía plástica combinadas con la cirugía oncológica”.

El Dr. Antonio Tejerina, cirujano oncológico y plástico en el Centro de Patología de la Mama – Fundación Tejerina expone que “La cirugía oncoplástica es una forma moderna de entender la cirugía mamaria en el siglo XXI. Esta intervención permite operar un cáncer de mama, conservando el pecho y al mismo tiempo cuidando la estética y forma de la mama. Con ella, evitamos realizar una mastectomía al 70% de las pacientes que se tienen que someter a una cirugía por cáncer de mama, reduciendo el impacto psicológico de esta intervención”. Asimismo, destaca que esta cirugía debe ser realizada por un equipo multidisciplinar “formado por un cirujano oncológico y un cirujano plástico, para tratar en común al paciente y su enfermedad”, remarcó.

Dr. Antonio Tejerina, cirujano oncológico y plástico. / Fundación Tejerina.

Dr. Antonio Tejerina, cirujano oncológico y plástico. / Fundación Tejerina.

Este puede llegar a convertirse en un método prometedor para quienes tienen que atravesar esta enfermedad, más cuando por ejemplo en España el cáncer de mama según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) “se considera que será el más frecuentemente diagnosticado en mujeres en España en 2022 (34.750)” y de los cuales “La supervivencia neta de este tipo de cáncer es del 86%”.


Quizás también te interese:

Una alimentación saludable reduce un 30% el riesgo de padecer cáncer de mama

La Dieta Ceto podría detener el crecimiento de ciertos tipos de cáncer, según un estudio

¿Cómo saber si soy propensa a desarrollar cáncer de mama?


 

TESTIMONIO DE UNA SUPERVIVIENTE

 Judit es una mujer de 44 años que se sometió hace algunos meses a la cirugía oncoplástica tras recibir el diagnóstico sobre el cáncer de mama y aseguró que lo primero que pensó al saber que iba a travesar la enfermedad fue “Lo primero que vino a mi cabeza fue mi hija, no quería perderme su vida", pues sus médicos le comunicaron “Hemos visto algo en el pecho, no pinta bien”.

“Lo primero que vino a mi cabeza fue mi hija, no quería perderme su vida"

La sospecha de la enfermedad fue detectada por su ginecóloga quien la remitió al Centro de Patología de la Mama - Fundación Tejerina, en donde según cuenta la sobreviviente “De una manera rápida y eficaz comenzaron las pruebas para definir el alcance de mi tumor”, sin embargo, una segunda “bofetada” como ella menciona fue con las pruebas protocolarias, las cuales las realizaron “para descartar otras lesiones en mi cuerpo, eso me llenó de incertidumbre y, con ello, llegó la ansiedad mientras intentaba gestionar la situación a la espera de resultados. Después de multitud de pruebas, afortunadamente, empezaban a llegar buenas noticias, mi tumor estaba localizado, era el más habitual, conllevaría cirugía y después tratamiento preventivo”.

Nunca es fácil recibir un diagnóstico de cáncer sin importar cuál sea, pero Judit al llegar al centro médico tuvo la atención necesaria para afrontar esta enfermedad de la mejor manera, fue así como el siguiente paso de todo este proceso era visitar al cirujano que en pocas palabras le informó que le tendrían que quitar gran parte del pecho, debido a que era necesario “extirpar el tumor y unas microcalcificaciones”, incluso asegura que tuvo miedo de tener que someterse a “una mastectomía”.

Judit paciente con cáncer de mama. / Centro de Patología de la Mama - Fundación Tejerina.

Judit paciente con cáncer de mama. / Centro de Patología de la Mama - Fundación Tejerina.

No obstante, parece que tras un hilo de malas noticias al menos una buena opción llegó a su vida para apaliar todo lo negativo, pues fue el Dr. Antonio Tejerina quien le habló de la cirugía oncoplástica y cómo este método permitiría que ella después del cáncer aún mantuviera la mama, así que sin duda fue una luz en el camino, “Puesto que tenía el busto grande e incluso llegaba a limitarme en algunos aspectos de mi vida, como los continuos dolores de espalda o practicar deporte, se planteó la posibilidad de operar el tumor, reduciendo mucho el tamaño de mi mama para evitar malformaciones y, a la vez, reducir el pecho sano, algo que para mi podía ser una oportunidad de ganar salud y a la vez evitar el impacto emocional que conllevaría verme mutilada por la mastectomía”, explica Judit.

Para Judith el trabajo que llevó a cabo el cirujano fue perfecto, pues no solo extirpó el tumor de su cuerpo, sino que además se encargó de que estéticamente todo se viera bien para ella, haciendo que sus “pechos quedarán exactamente iguales”. De este modo, además, ayudó a que el impacto emocional que ya venía teniendo el hecho de tener la enfermedad fuera menos doloroso, pues Judith comentó que “Incluso, en algunos momentos, llegué a olvidar que había tenido un tumor. Hoy en día, aunque aún estoy viviendo mi proceso oncológico y tengo que darme un tratamiento preventivo de radioterapia y después hormonoterapia durante cinco años, cada día que me miro al espejo, poco a poco, se van olvidando los malos ratos, la incertidumbre y la ansiedad vivida”.

La psicología en pacientes con cáncer de mama

Como bien sabemos la parte emocional es un factor determinante también el la salud y recuperación de las personas, sobre todo cuando atraviesas enfermedades tan complejas como puede ser el cáncer de mama.

Fatima Castaño, Psicooncóloga. / Centro de Patología de la Mama - Fundación Tejerina.

Fatima Castaño, Psicooncóloga. / Centro de Patología de la Mama - Fundación Tejerina.

“Los diferentes tipos de mastectomía, sobre todo la radical, implican un importante impacto en la vida de la paciente. Este tipo de cirugías repercuten en la imagen de la paciente afectando a un área corporal con mucha relevancia para su feminidad, autoestima y sexualidad. Una cirugía adecuada y adaptada a las necesidades y deseos de la paciente, es una herramienta en el proceso rehabilitador, ya que ofrece la posibilidad de recuperar y mantener la imagen anterior al diagnóstico, ayudarle a mejorar su autoestima, impactando positivamente en la relación con su cuerpo y su sexualidad”, señaló Fátima Castaño, psicooncóloga en el Centro de Patología de la Mama – Fundación Tejerina.

Es así como el Centro de Patología de la Mama – Fundación Tejerina, le devuelve a las pacientes el ánimo que necesitan e invitan a que las personas conozcan más sobre este método quirúrgico que no solo mantendrá la buena salud de quienes se sometan a él, sino que además ofrece un buen resultado estético, reconstruyendo de forma casi inmediata el daño físico que puedan tener y realzando la parte emocional que puede verse afectada severamente con un tratamiento conservador.

CUIDADO Y PREVENCIÓN

No cabe duda de que el cáncer es una enfermedad que está latente en las personas día tras día y que en el momento menos pensado llega un diagnóstico que no quieres escuchar normalmente, pero lo importante es poder afrontarlo y cuidar de nuestro organismo de la mejor manera para evitar complicaciones, ya que “en el cáncer el equilibrio de las células que tenemos en nuestro cuerpo se altera”. Pues recordemos que lo natural es que, en los tejidos normales, “el crecimiento de nuevas células y la muerte de células viejas se mantienen en equilibrio, es decir, que nacen y mueren el mismo número de células al día”.

Desde el Centro de Patología de la Mama – Fundación Tejerina insisten en que “La prevención es crucial en lo relativo al cáncer de mama, ya que, si se detecta a tiempo, hay un 90% de posibilidad de cura”. Por ello invitan a que los pacientes acudan a médicos especialistas “siempre que aparezca y se detecte mediante la autoexploración mamaria”:

  • Un nódulo o induración diferente al resto del tejido mamario.
  • Un cambio en la textura de la piel, como formación de hoyuelos (piel de naranja).
  • Enrojecimientos, erupciones o erosiones en la piel y/o alrededor del pezón.
  • Inversión del pezón (que se meta para dentro) o cambios en su forma o posición.
  • Salida de líquido o sangre por uno de los pezones.
  • Hinchazón o nódulo en la axila o alrededor de la clavícula.
  • Dolor constante en el pecho y/o axila.

 

 En el Día Mundial contra el Cáncer promovido por la Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) , cada 4 de febrero es aún más importante seguir visibilizando el cuidado y prevención sobre esta enfermedad, con el objetivo de que se pueda concientizar aún más sobre el control y cuidado que debemos hacerle a nuestro cuerpo. @mundiario

Cirugía oncoplástica, el método que reduce el impacto emocional del cáncer
Comentarios