Científicos revelan que estas células crecen en el cerebro tras la muerte

Cerebro. / Pixabay.
Cerebro. / Pixabay.
La investigación sugiere que las células gliales -que forman parte del tejido nervioso junto con las neuronas- aumentan su actividad a niveles máximos 12 horas después del deceso.
Científicos revelan que estas células crecen en el cerebro tras la muerte

¿Células zombis? Científicos de la Universidad de Illinois, en Chicago, Estados Unidos, han revelado que existen células que crecen en nuestro cerebro luego de nuestra muerte. Se trata de las células gliales -que forman parte del tejido nervioso junto con las neuronas-, cuya actividad al parecer aumenta a niveles máximos aproximadamente 12 horas después del deceso.

Para llegar a esta conclusión, los autores del estudio analizaron la expresión génica del tejido encefálico recolectado de pacientes durante cirugías rutinarias. Esto permitió confirmar que el 80% de los genes se mantienen relativamente estables durante 24 horas, aunque no es el caso de los asociados con las neuronas: los genes involucrados en la actividad del cerebro que regula la memoria, el pensamiento y la actividad convulsiva se degradan en las primeras horas post mortem.

Sin embargo, el caso más llamativo es el de genes asociados a las células gliales, que tienen un función auxiliar en el tejido nervioso, “son inflamatorias y su trabajo es limpiar las cosas después de producirse lesiones cerebrales, como la falta de oxígeno o un derrame cerebral", según ha explicado Jeffrey Loeb, uno de los autores de la investigación. Dichas “células zombis” no solo se mantienen estables luego del fallecimiento, sino que son capaces de alcanzar su nivel máximo de actividad tras 12 horas. 

"La mayoría de los estudios asumen que todo en el cerebro se detiene cuando el corazón deja de latir, pero no es así. Nuestros hallazgos serán necesarios para interpretar la investigación sobre los tejidos del cerebro humano. Simplemente no habíamos cuantificado estos cambios hasta ahora", ha destacado Loeb. "Nuestros hallazgos no significan que debamos desechar los programas de investigación de tejidos humanos, solo significa que los investigadores deben tener en cuenta estos cambios genéticos y celulares, y reducir el intervalo 'post mortem' tanto como sea posible para reducir la magnitud de estos cambios". @mundiario

Científicos revelan que estas células crecen en el cerebro tras la muerte
Comentarios