Científicos prueban con éxito una vacuna inhalable en animales

Inhalación nasal. _ RR SS.
Inhalación nasal. / RR SS.
¿Adiós a las inyecciones? Un grupo de investigadores de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, EE UU, ha comprobado que es seguro absorber las vacunas a través de los pulmones hacia el torrente sanguíneo. 
Científicos prueban con éxito una vacuna inhalable en animales

Adiós inyecciones, hola vacunas inhalables. Un grupo de investigadores de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, EE UU, ha comprobado que los pinchazos no son la única opción para mantener protegido al ser humano: es seguro absorber las vacunas a través de los pulmones hacia el torrente sanguíneo. 

La investigación está basada en una tecnología que funciona mediante el uso de bacteriófagos, un virus capaz de infectar bacterias que durante décadas ha sido empleado como una alternativa a los antibióticos. De acuerdo con los autores, los bacteriófagos no son intrínsecamente dañinos para las personas, ya que solo ‘atacan’ microbios, por lo que podrían convertirse en el futuro de las vacunas. 

Pero vacunas con una particularidad: vacunas basadas en bacteriófagos que se aerosolizan. En concreto, los científicos han explicado que han combinado el virus con una molécula específica, que interactúa con un receptor importante localizado en las células pulmonares, que permite que las mismas se unan a los bacteriófagos.

En la práctica, esto significa que los bacteriófagos serían capaces de llegar más allá de los pulmones, entrando en el torrente sanguíneo con el objetivo de inmunizar al cuerpo contra cualquier ‘enemigo’ que los científicos quieran tratar, como el coronavirus, por ejemplo. 


Quizás también te interese:

China autoriza los ensayos de la primera vacuna contra el coronavirus: ¡un spray nasal!


 

El experimento ha arrojado resultados positivos ratones y primates, cruzando la barrera del torrente sanguíneo-pulmonar intacta, sin que la vacuna perdiera su función o comprometiera alguna de los pulmones. Además, el estudio sostiene que el antídoto mostró una sólida respuesta inmune del cuerpo a los bacteriófagos y las proteínas que transportaban. 

“La vacunación pulmonar dirigida es solo una de las muchas aplicaciones potenciales de la administración pulmonar dirigida por ligandos”, ha dicho el autor principal del estudio, Wadih Arap, investigador del cáncer en Rutgers, al portal Gizmodo. “Las formulaciones en aerosol también podrían involucrar la administración de fármacos o agentes de imágenes a los pulmones”.

El ensayo continúa en una fase experimental, pero los expertos confían en que su trabajo abra la puerta al desarrollo de nuevas terapias inhalables no solo para frenar pandemias como la del coronavirus, sino también para tratar problemas como el asma y otras afecciones respiratorias. @mundiario

Científicos prueban con éxito una vacuna inhalable en animales