La ciencia da un enorme salto en la visión infrarroja del Universo gracias al Webb

Gran Nube de Magallanes tomada por el telescopio Spritzer (izq.) y el James Webb (der.). / NASA
Gran Nube de Magallanes tomada por el telescopio Spritzer (izq.) y el James Webb (der.). / NASA

La NASA ha revelado nuevas imágenes tomadas por el telescopio James Webb, donde se demuestra que sus fotos son claramente mejores que las más nítidas tomadas hasta la fecha.

La ciencia da un enorme salto en la visión infrarroja del Universo gracias al Webb

El Telescopio Espacial James Webb ha sido presentado como el mayor proyecto que ha sido diseñado por la NASA, y está previsto que sus resultados puedan dar un avance gigante que cambie para siempre lo que conocemos acerca del Universo. Tras la nueva publicación de la NASA, los expertos aseguran que el Webb está portándose a la altura.

Afortunadamente, cada proceso de calibración y de alineación que ha hecho el James Webb desde su despegue de la Tierra el 25 de diciembre, ha resultado exitosamente. Todos sus instrumentos se están preparando y calentando, para poder tomar las mejores imágenes hasta la fecha, que podrán dar un mejor entendimiento del espacio exterior.

La agencia espacial estadounidense anunció la finalización del proceso de enfoque del telescopio, el 28 de abril, por lo que el equipo ha iniciado la etapa de caracterización en detalle de cada instrumento, de cara a su puesta en funcionamiento oficial, pauta en julio de este año. Para comprobar que todo ha salido como viento en popa, la NASA ha publicado las imágenes que demuestran cómo se ven los resultados tomados del MIRI (Mid-Infrared Instrument), el instrumento más sofisticado enviado al espacio para trabajar en el rango del infrarrojo térmico.

El MIRI está compuesto por una cámara de imágenes, una herramienta que detecta elementos del espectro electromagnético conocido como espectógrafo y un dispositivo llamado coronógrafo, que está especializado en el estudio de las atmósferas de los cuerpos celestes.

El James Webb toma imágenes sorprendentes

El MIRI del Webb posee la particularidad de tener la mejor nitidez y calidad que sus antecesores. De hecho, posee una sensibilidad de entre 10 a 100 veces mayor, y una resolución angular hasta ocho veces mejor que la de su inmediato predecesor, el telescopio Spritzer, lanzado en 2003. Hasta la fecha, este observatorio se encargaba junto a otros de sacar las mejores imágenes del espectro infrarrojo del Universo, una tarea imprescindible para conocer los orígenes del cosmos.

Los astrónomos confían en que los instrumentos especializados del Webb puedan apuntar hasta el lugar de nacimiento del Universo, donde se encuentran las primeras galaxias que se crearon cuando apenas tenía hasta el 5 % de su edad actual. Los dispositivos actuales tienen dificultades para poder observarlos, aún más distinguirlos de la luz que emanan estrellas más jóvenes que se entrometen en la visión.

Esto está siendo comprobado tras la publicación de una comparación de dos imágenes, una tomada por el Spritzer y otra tomada por el Webb, del mismo objeto. Ambas lentes apuntan hacia la Gran Nube de Magallanes, una galaxia enana y satélite de la Vía Láctea, pero indudablemente una de las dos fotos se aprecia superior a la otra. La primera, la del Spritzer, se ve como una imagen opaca, mientras que la captura tomada por el Webb puede ser apreciada a la perfección.

“Las características de MIRI hacen que sea un instrumento único y esté llamado a ser una pieza fundamental en la exploración del universo, desde exoplanetas y discos protoplanetarios (que dieron lugar a sistemas planetarios), pasando por las regiones de formación de estrellas, hasta los agujeros negros en galaxias cercanas y la formación y evolución de galaxias desde los primeros tiempos de universo y a lo largo de su historia”, apunta Luis Colina, investigador español involucrado en el instrumento del Webb. @mundiario

La ciencia da un enorme salto en la visión infrarroja del Universo gracias al Webb
Comentarios