Buscar

MUNDIARIO

Ciberseguridad en un mundo hiperconectado

Los ciberataques durante la pandemia crecieron mas del 600% y los puntos más atacados han sido las nubes de información.
Ciberseguridad en un mundo hiperconectado
Conexión a internet. / Openmind
Conexión a internet. / Openmind

Claudia Silver

Colaboradora.

Cómo si no hubiéramos tenido suficiente con la pandemia, el encierro, el estado de alarma, las cuarentenas, las distancias de seguridad, las cancelaciones de eventos deportivos, o culturales… Los ciberataques durante la pandemia crecieron mas del 600%, aprovechando la hiperconectividad a la que nos vimos expuestos. Ahora, compramos más por internet y nuestra forma de entretenernos ha cambiado. Asistimos a conciertos en streaming o a casinos online como LeoVegas, en vez de los físicos. Pero… ¿qué pasa con la ciberseguridad? ¿Están nuestros datos seguros?

La ciberseguridad contra la ciberdelincuencia

Es más que evidente que la hiperconectividad que trajo a nuestra vida la crisis sanitaria le abrió un mundo de oportunidades a los ciberdelincuentes que pudieron poner a prueba métodos de estafa cada vez más elaborados, haciendo que empresas de seguridad cibernética tengan que lanzar sistemas cada vez más complejos para hacerles frente.

La Inteligencia Artificial se ha convertido en un arma de doble filo porque, a pesar de que no deja de ser un avance en nuestro día a día, muchos la usan en nuestra contra.

Otro de los puntos más atacados por la ciberdelincuencia, y esto más a nivel de empresas que de manera particular, han sido los ataques a las nubes de información, ya que su uso creció mas del 400%, siendo una fuente de almacenamiento y conexión para compartir datos que hace fácil la comunicación en empresas que se han visto obligadas a instaurar el teletrabajo.

Así mismo pasa con los dispositivos móviles, que nos han hecho más vulnerables siendo el dispositivo que mas nos tiene conectados y del que muchos dependen al 100% en cuanto a entretenimiento, transacciones financieras, comunicarse con familiares, teletrabajar, compras online, etc.

Es precisamente que por la vulnerabilidad de seguridad en algunos dispositivos, el método mas usado en cuanto a este tipo de estafas son las estafas de devolución, donde el estafador mediante SMS o correos electrónicos después de conseguir los datos de su victima, envía un enlace donde le ofrece una cantidad llamativa o alguna promoción difícil de rechazar, haciendo que la victima introduzca sus datos bancarios, dando la libertad al estafador de hacer cualquier trámite con su tarjeta bancaria.

Otro de los sistemas que ha contado también con alta demanda de uso han sido los códigos QR, que empiezan a estar ya sobre la mira del Instituto Nacional de ciberseguridad, aconsejado siempre a las empresas, que su acceso sea mediante clave asegurando así la protección de los datos de sus clientes.

Para terminar, las redes sociales en ocasiones, es donde se encuentra el libre albedrío de los estafadores, al ser ahí donde más victimas consiguen. Es habitual que los ciberdelincuentes por medio de conocidas redes sociales y tras ganarse la confianza de sus víctimas, para saquen información sobre todo tipo de datos personales, incluyendo datos de las empresas para las que trabaja, con el fin de llevar a cabo el robo de identidad. LinkedIn ya promovió un canal de ayuda a las victimas de este tipo de estafa que hubiera sucedido a través de su plataforma.