China presenta una queja formal contra EE UU ante la ONU por los satélites de Elon Musk

Cámara de observación de la Tierra de la estación espacial china Tiangong. / Twitter @TiangongStation
Cámara de observación de la Tierra de la estación espacial china Tiangong. / Twitter @TiangongStation
Pekín acusa a Washington de poner en riesgo la seguridad de los astronautas chinos en la estación espacial Tiangong tras un incidente con dos satélites del proyecto Starlink, del multimillonario fundador de Tesla.
China presenta una queja formal contra EE UU ante la ONU por los satélites de Elon Musk

China y Estados Unidos llevan su disputa al espacio exterior. Pekín ha presentado una queja formal contra Washington ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por la “grave amenaza” que supone el programa Starlink de SpaceX, la empresa de Elon Musk, para sus astronautas en la estación espacial Tiangong.

De acuerdo con la carta presentada el pasado 3 de diciembre por representantes chinos ante la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior, la estación china tuvo este año dos "encuentros cercanos" con satélites de Starlink, la compañía fundada por el magnate para la creación de una constelación de satélites de internet que busca “brindar un servicio de internet de banda ancha, baja latencia y cobertura mundial a bajo costo”. 

Los incidentes denunciados ocurrieron el 1 de julio y el 21 de octubre, cuando dos satélites de Starlink estuvieron cerca de colisionar con Tiangong, según la documentación presentada por China ante la ONU. El país asiático ha detallado que en ambas ocasiones los satélites estadounidenses (numerados 1095 y 2305, respectivamente) ingresaron dentro de la órbita de la estación espacial china, obligando a sus operadores a cambiar de rumbo para evitar un accidente. "Por cuestiones de seguridad la estación espacial china implementó un control preventivo para evitar colisiones", añade la queja. 

Por ello, los representantes chinos han decidido presentar una queja para exigir a EE UU “que actúe con responsabilidad”. El portavoz del ministerio de Exteriores, Zhao Lijian, ha reprochado a la nación norteamericana “no cumplir con sus obligaciones internacionales en el espacio” y ha denunciado que el proyecto de Musk constituye “una amenaza para la vida y la seguridad de los astronautas chinos”. 


Quizá también te interese: 

China se apunta un hito: la sonda Tianwen-1 aterriza con éxito en Marte


 

En el documento publicado este martes en la web oficial de la agencia internacional con sede en Viena, Pekín además exige al secretario general de la ONU, António Guterres, “que distribuya la información proporcionada a todos los Estados que forman parte del Tratado sobre el Espacio Exterior”. “En vista de lo que antecede, China desea solicitar al Secretario General de las Naciones Unidas que distribuya la información mencionada a todos los Estados firmantes del Tratado sobre el espacio ultraterrestre y señale que, de conformidad con el artículo VI del Tratado, ‘Los Estados partes del Tratado asumirán la responsabilidad internacional de las actividades nacionales en el espacio ultraterrestre, incluida la Luna y otros cuerpos celestes, ya sea que las realicen organismos gubernamentales o entidades no gubernamentales, y de asegurar que se lleven a cabo las actividades nacionales de conformidad con las disposiciones establecidas en el presente Tratado’”, se lee en la carta. 

 

Choques y basura espacial: riesgos en el espacio

El reclamo de China a EE UU llega en medio de la campaña de alerta de los científicos, que durante años han expresado su preocupación por los riesgos de choques en el espacio y el peligro que suponen para las misiones espaciales los restos de basura espacial que orbitan a Tierra. Las alarmas volvieron a saltar el mes pasado, cuando la NASA se vio obligada a posponer a última hora una caminata espacial desde la Estación Espacial Internacional tras recibir una alerta sobre el riesgo de colisión con restos de viejos satélites.

Starlink, que según cálculos ya ha enviado al espacio alrededor de 1.900 de los 12.000 satélites autorizados parte de las autoridades estadounidenses, es uno de los grandes contribuyentes a la basura espacial… al igual que China. “Los chinos no tienen precisamente un historial limpio. Cuando más desechos se lanzaron al espacio fue durante la prueba antisatélite del Ejército chino de 2007”, expone Jonathan McDowell, del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica. 

De momento, el incidente denunciado por China no se ha verificado de manera independiente por la agencia espacial de la ONU, y la compañía de Elon Musk tampoco ha dado una respuesta al respecto. En cualquier caso, la queja asiática llega para añadir tensión a la batalla geopolítica, económica y comercial que libran las dos potencias del mundo. @mundiario

 
 

China presenta una queja formal contra EE UU ante la ONU por los satélites de Elon Musk
Comentarios