Así era la fábrica de drones iraníes que Ucrania atacó en territorio ruso

Drones Shahed-136. / RR.SS.
Drones Shahed-136. / RR.SS.
Kiev ha destruido una de las principales instalaciones de ensamblaje de vehículos no tripulados que abastece a Moscú para sus ofensivas más devastadoras.
Así era la fábrica de drones iraníes que Ucrania atacó en territorio ruso

Un reciente ataque con drones en la república del Volga ruso de Tartaristán ha puesto en relieve la existencia de una instalación clave: la fábrica Shahed. El ataque, perpetrado por fuerzas ucranianas, alcanzó un parque empresarial en Yelabuga y una refinería de petróleo en Nizhnekamsk, a unos 1.100 kilómetros de la frontera entre Ucrania y Rusia. Este hecho marca uno de los ataques más amplios realizados con drones por parte de Kiev desde el inicio de los combates en 2022.

Fuentes de Defensa en Kiev confirmaron que Ucrania estaba detrás de los ataques, los cuales impactaron una instalación de ensamblaje de drones explosivos Shahed, de diseño iraní, que ha estado en la mira de los observadores militares desde hace meses. Esta fábrica formó parte de un acuerdo armamentístico entre Rusia e Irán, que contemplaba la producción de miles de drones Shahed para 2025, destinados a paliar la escasez de vehículos aéreos no tripulados en el ejército ruso.

A pesar de que la planta de ensamblaje en Tataristán fue establecida en 2023, inicialmente utilizando componentes exclusivamente iraníes, la producción rusa ha evolucionado rápidamente. Imágenes satelitales revelan la expansión de la fábrica, mientras que recientes videos de canales militares muestran la línea de ensamblaje en funcionamiento, aparentemente produciendo drones Shahed-136, capaces de ataques profundos con un alcance superior a los 1.000 kilómetros.

Los vídeos publicados por los canales estatales rusos muestran la cadena de montaje de la planta en Yelabuga, en el Tartaristán, atacada por los drones, destacando la producción del Shahed-136, identificado por el nombre ruso "Geran" en las alas. Además, se observaron ejemplares en dos colores diferentes, indicando una versión optimizada para operaciones nocturnas.

Los aviones no tripulados Shahed, de diseño iraní, se han utilizado ampliamente por parte de Rusia en su guerra contra Ucrania, generando destrucción generalizada en el territorio ucraniano. En respuesta, Ucrania ha desarrollado drones con capacidades similares, como parte de su programa de aviones no tripulados, liderado por el ministro ucraniano de Asuntos Digitales, Mykhailo Fedorov.

Aunque la planta rusa ha enfrentado desafíos en la obtención de componentes electrónicos debido a las sanciones internacionales, se espera que haga la transición completa a componentes rusos en el próximo año. Este avance podría consolidar aún más la posición de Rusia en la guerra de drones y redefinir el panorama militar en la región.

El ataque de Ucrania a la fábrica de drones Shahed representa un giro significativo en el conflicto, destacando la importancia estratégica de las capacidades aéreas no tripuladas en la guerra moderna. Mientras tanto, tanto Ucrania como Rusia continúan desarrollando y desplegando tecnologías avanzadas en un esfuerzo por obtener ventaja en el campo de batalla. @mundiario

Comentarios